Entradas

Fuerte y bajito, como las palabras y el sonido...

Querido, te engaño

Me quedé sin internet