jueves, 22 de noviembre de 2012

Amuletos


No hay un manual pero tiene que haber alguna clave. En algún lado debe haber palabras bellas que decoren los pensamientos de una mejor forma. Alguien debe tener algún secreto. Por algún lugar debe haber una receta que diga cómo se hace. También, en alguna parte, debe haber alguna persona que sepa cómo es mejor manejar ciertas situaciones. Una especie de gurú intelectual, físico, matemático, químico o alquímico que sea prudente y visionario. En alguna parte deben estar las instrucciones, el manual o la caja. Tal vez, esté el botón en algún aparato desconocido. Quizás, sólo sea cuestión de encontrar ese objeto bendito/divino que sirva de amuleto, tesoro y fortaleza. Quizás, si aparece, no necesite buscarlo más.

No hay comentarios: