lunes, 25 de junio de 2012

El camino del mar


El mar que rompe en la orilla
Mi calma quieta, como encendida
Los hombres que preguntan por vos, se alejan
Doce mil horas después, vuelven con pena
Y mientras el mar rompe con todo aquello que se fue y no vuelve
Rompe, porque entiende que debe irse y no volver.
Y esos hombres que preguntan por vos, se alejan
Y todo el viento que viene del cemento, se esconde
Soy del mar y no soy viento
Soy del mar y no tengo miedo
Y logro acariciar la arena, áspera, inquieta
Y yo también puedo soñar con horizontes y oler tu pelo sabor a mar
Mientras el mar que rompe en la orilla, nos aleja.

La foto es propia, sacada recién en Mar De Las Pampas.

2 comentarios:

Gabriela Aguar dijo...

Hermoso Angie, como siempre... Sos muy talentosa amiga. Gracias.

Angie Pagnotta dijo...

Muchas gracias Gaby!! Me cuesta horrores creerme lo que decís, pero confío en tu palabra.
BESO!