lunes, 19 de marzo de 2012

Caos


El ejercicio de la escritura siempre demanda. Entre todas las pretensiones que anhela requiere, sobre todo, tiempo. El proceso creativo no es más que una nube que deriva en otra, y otra, y otra.
El tiempo de crear es cualquier momento. No hay fórmulas secretas ni actos de magia, hay, apenas, instrucciones precisas pero sobre todo convicción y fuerza para que suceda el milagro.
En esta búsqueda propia y ajena, en este caos de cemento donde el refugio es Buenos Aires, en esta cárcel abierta donde el misterio está siempre al pie de la vanguardia y las creaciones por despertarse, es donde me encuentro: en un caos mental, de tierra, agua y mucho viento.

1 comentario:

Patricio Estelar dijo...

Truman Capote: "Para mí, el mayor placer de la escritura no es el tema que se trate, sino la música que hacen las palabras."