miércoles, 2 de noviembre de 2011

Sin tinta


Días sin tinta. Días que cuestan hasta las comas, días que prefiero estar en el mar o en cualquier lado y suspender mi mente hasta nuevo aviso. Aún en esos días hay una luz quieta haciendo ruido, y a ella acudo sólo para endulzarme

No hay comentarios: