lunes, 24 de octubre de 2011

No pudieron y seguimos de pie


No escribiré estas líneas desde una "secta" militante como muchos representantes de la oposición han dicho, tampoco como una acérrima defensora del modelo K, tampoco escribiré como una militante de La Cámpora, el Movimiento Evita o los Descamisados.
No escribo por que alguien me baja línea, ni por estrategias políticas o partidarias pasibles de ser vistas en mis bolsillos. Escribo estas líneas por convicción propia, por mi voz y por mis propias palabras.
El triunfo de Cristina Fernández de Kirchner, promulgado anoche por un arrasador 54 por ciento demuestra que este país que supo ser nido de angustias, soledades y tristezas, es hoy un pueblo victorioso, con ganas de seguir creciendo y firme en sus convicciones.
No pudieron los dirigentes políticos que vaticinaban un modelo en decadencia, no pudieron los que hace casi un año, el 27 de Octubre de 2010 y en medio de la reciente muerte de Néstor Kirchner decían que Cristina iba a caer como "Isabelita"; que no sabría gobernar o incluso como algunos llegaron a decir "ella"es sólo un títere de su marido.
No pudieron los opositores sin plan, ni los que defendieron a capa y espada a Clarín, La Nación o Perfil, no pudieron los periodistas dedicados a inventar noticias, falsear información, tergiversar datos o intentar manipular a algunos de sus aún fieles lectores.
Tampoco pudieron los machistas, los xenófobos, los inescrupulosos humoristas mediáticos que sentados desde un sillón y con peluca, se mofaron de su propia candidatura insostenible, o aún peor: bajo la piel de ciudadano brindó afirmaciones que luego fueron desmentidas por el propio implicado.
No pudieron tampoco, los auto proclamados "peronistas" adeptos al bolsillo y a la pegatina de carteles que empapelaron la provincia de Buenos Aires. No pudieron los sin-razón, los que hablan por hablar, ni tampoco los convencidos del odio o los que proclamaron sólo una cara negativa. Mucho menos pudieron los fanáticos derechistas, ni los que en vez de seguir haciendo honor a la lucha contra la dictadura militar del 76 dijeron "basta de hablar de este tema que cansa". No pudieron tampoco los interesados en sólo mostrar los tropezones de este gobierno (Indec, por ejemplo) ni tampoco pudieron los que llamaron a la violencia y gestionaron los saqueos del 2001, y mucho menos pudieron las tempestades que vendrían durante estos años, según la auto-proclamada "resistente".
Nada de eso pudo en este 23 de octubre. Por el contrario, pudimos todos los argentinos que desde nuestra humilde condición de trabajadores, estudiantes, obreros, profesionales, amas de casa o niños supimos salir a disfrutar de la democracia y de la buena salud que seguiremos teniendo por 4 años más; recordando las palabras, enseñanzas y hechos que han tenido los dirigentes políticos que verdaderamente hacen historia y grande a la patria.

No hay comentarios: