miércoles, 5 de octubre de 2011

Amor y amar es...


Amor es decidir caminar con alguien. Es encontrar una persona y luego ser lo suficientemente maduro como para entender que si todo va mal es mejor la distancia.
Es seguir caminando para luego, ver otra persona que nos alumbre y asombre por lo que es, no por lo que fingió ser.
Es mirar el mar que nunca termina de viajar.
Es entender que cada movimiento continuo, sistemático, impensado, es en definitiva el resultado de una serie de movimientos internos más fuertes que suman su vigor al oleaje y eso es amor también.
Es hacerse cargo del fuerte sentimiento que nos vincula hacia la profesión, el oficio y el trabajo que sea placentero y no meramente salarial.
Es encontrar en lo cotidiano el tiempo exacto de libertad realmente sentida, dure 5 minutos o todo el día.
Es acariciar el cuerpo con delicadeza, cuidándolo, mientras el agua caliente cae por la espalda.
Es arropar a nuestros hijos, amigos o hermanos.
Amor y amar es entregarse a la vida, relegando parte de nuestra comodidad egoísta y cotidiana.
Es ponerle el cuerpo, la voz, las manos y los ojos a una esfera de miedos, felicidades, dichas y tristezas de una persona o varias, pero sobre todo amar, es entender que el otro es otro y no uno mismo y que jamás va a cambiar ni ser como uno quiere que sea; ni espejo ni sombra, ni perfección ni relámpagos; sólo es lo que esa persona puede ser en este tiempo y no en otro.

No hay comentarios: