martes, 13 de septiembre de 2011

Mi peor amiga


De pronto llegué a la habitación y los encontré en mi cama. Abrazados, desnudos y apenas tapados con mis sábanas. Ella se veía pequeña al lado de él y parecía sonreír tenebrosamente. Él tenía risa de costado, cínica y formal con una expresión similar a la que tiene alguien que está "atrapado" o "sorprendido".
Llegué a decir "Ay..." y cerré la puerta de un leve portazo. 
No me acuerdo si dije "No lo puedo creer" o "Ya está, ya está" o simplemente tartamudeé como cuando me pongo extrañamente nerviosa.
Creo que cualquiera de esas dos expresiones hubieran quedado bien. Por un lado, no puedo creer que mi mejor amiga se acueste con un ex/actual que significó tanto en mi vida y encima tenga el tupé de hacerlo en mi propia casa, en mi cama, en mis sábanas...
Por otro lado pienso que con esto, ya está. Él ya cerró todas las puertas para mí y yo, con este episodio y con todos los anteriores que pasamos, también. Debo cerrar todas y cada una de las puertas pero, esta vez sin dejar ni una sola gota de aire, luz o ventilación posible, para que no se escabulla de nuevo nunca más.
Los nervios eran lógicos, era una situación incómoda y abiertamente desprovista de códigos. Mi mejor amiga ¿no pudo recordar todo lo que lloré por EL? ¿Todo lo bueno y malo que viví durante y después de estar con él? ¿No pudo pensar en mi felicidad de esos momentos? 
Pero creo que sólo con recordar que aún hoy "seguimos juntos" es suficiente para evitar acostarse con él.
¿Tan difícil es entender que me gusta? ¿que pese a todo, me sigue gustando? ¿que más allá de todo, tenemos una conexión física que puede quebrar y pasar todas las fronteras, ¿que cada vez que nos vemos, al menos ese rato, somos "uno"?
De él no puedo ni tengo nada que decir. En cierta medida acepte este libertinaje entre nosotros. Ni él me puede criticar ni yo a él. Fuimos siempre libres...pero, ¿tenía que ser con ella? ¿tenía que ser con mi mejor amiga?

1 comentario:

Leo dijo...

La pregunta sobre el por que con tu mejor amiga, le quita lo libre a la relación.