viernes, 9 de septiembre de 2011

Arde


Me arde como un pez,
como una boca,
como la boca de un pez en el anzuelo.
Como miles de cuchillos afilados metiéndose por la nariz.
Me arde como el jugo del limón en una herida, como los dedos cuando te cortas con las hojas de los libros.
Como el sol de golpe en los ojos cuando te despertas de la resaca o como cuando te pisan los dedos de los pies.
Me arde como cuando pasa el suero por las venas o cuando te dan el pinchazo para sacarte sangre, así... como todo eso junto, me quema.

1 comentario:

Noesperesnada dijo...

Lo de los cuchillos afilados metiéndose por la nariz, me ardió tanto, que casi me desmayo...