jueves, 29 de septiembre de 2011

Malas noticias


Afirmaciones que se enfrentan con el instinto de supervivencia.
Que van en contra de los deseos no por no querer cambiar la forma de jugar, sino por nunca haber querido jugar tan mal.
Malas noticias que atentan contra la estabilidad emocional que ahora parece caminar por una soga o un tibio y delgado cordón.
El desenlace, hoy subterráneo desenlace, pero el tiempo me enseñó a amar la trama más que al desenlace.

No hay comentarios: