sábado, 6 de agosto de 2011

Sin prisa y con calma


Algunas circunstancias de la vida hacen que demos un giro y retomemos, encontremos o hagamos un nuevo camino.
Cuando el cielo se mantiene nublado, es mejor abrir el paraguas e ir caminando despacito y con calma, esperar la lluvia lo mejor preparados posibles y no sufrir consecuencias indeseables.
Cuando el cielo se mantiene soleado, es mejor salir al sol y disfrutar del día, esperar los rayos de vida lo mejor posible y no sufrir consecuencias indeseables.
En cualquier caso, es mejor salir y enfrentar.


1 comentario:

@oscaralar87 dijo...

tenes razon la vida es asi hay que enfrentarla y tomarse las cosas como un entrenamiento que te prepara para las asperezas que en adelante pueden venir.