viernes, 8 de julio de 2011

Belle Époque


Después de ver la última película de Woody Allen, "Medianoche en París" y de leer anoche algunas breves biografías de Pizarnik, Ocampo y Girondo (entre otros), compruebo con una extraña seguridad que nací en la época equivocada.
Pensando en esto, me iría a los años 20 y también sería mi historia en París. Quisiera haber conocido a aquellos que hoy leo, pero, sólo un rato, como en la película de Allen.
Entiendo que el hoy es hoy y eso busco, pero también me gusta pensar y saber que toda la cosecha, ha dado sus frutos.
El presente que es ahora, me incita a salir corriendo de este trabajo minado de frivolidades, quizás para meterme en otras, o quizás solo alejarme. Ansío libertad.
Tener las horas, todas las horas para mí y para mis deseos.
Esta semana dos, en también dos pocas palabras lo expresaron y hacia ese camino voy, sin mas dudas ni preámbulos.

1 comentario:

Noesperesnada dijo...

Con ese cóctel de lecturas y películas, a quien no le dan ganas de tener todas las horas para sí y para todos sus deseos...