martes, 7 de junio de 2011

Mordida


El olor a gas de la cocina. Caminar por la cornisa del balcón.
Esperar en las vías del tren. Perderse, mar adentro.
Crucificar las muñecas con el fierro. Sacudir el pastillero entero, en la boca.
Morder el anzuelo del veneno...todo eso, sólo por tu boca.

No hay comentarios: