domingo, 1 de mayo de 2011

Ahora


No está bien o mal pronunciar o mencionar al silencioso y sombrío pasado, hay que entender que él existe y que lo que somos hoy, este futuro-presente inquieto, es lo que nos pone en el lugar que queremos estar.
No hay más tiempo de angustias ni pesimismos. Hay en acción, momentos felices y de los otros. Hay, en suma, un AHORA -no hoy-. Somos lo que fuimos siempre y queremos ser mañana.
Cuesta arriba, prisioneros, amantes algunas y muchas sólo un beso en el espejo, pero hay que aprovechar este ahora inquieto, este último minuto de todos los minutos, esta sombra transeúnte y vigía, este pez ya sin anzuelos en la boca.

2 comentarios:

peregrinopurpura dijo...

El pie que avanza se sostiene con el pie que queda atrás.

Daniela V. Sierra dijo...

El momento presente. El aquí y ahora al 100% =)