jueves, 14 de abril de 2011

Sexo tibio


Las manos apretando el vacío, la bomba del cuerpo a punto de estallar en cualquier lado.
Los labios buscando más bocas para besar, buscando la piel para morder el después. Placer infinito al verte en las orillas, naufragando entre los pliegues y las sombras.
Respiración que no alcanza, que nunca es suficiente.
Al final del extremo empezó a brillar un segmento de aire con gusto a frutilla agria.
Un trago de vino, y seguir como si nada, asechando tu cuello e incidiendo en tus manos que piden mas sexo tibio.
Gotas infinitas circulando por la espalda, mi cadera se contrae y se extiende para alcanzar el ritmo de los dos, la boca se pone tensa y los labios esperan el brebaje.

1 comentario:

Anónimo dijo...

super erotico la verdad que tengo una ratonera en la cabeza de tantas palabras y entrecruzamientos, felicitaciones!!
Fabian