lunes, 10 de enero de 2011

Vos y otro

Como una fatal fantasía que renace por ser inalcanzable, los dos volvíamos a soñar que nos acercabamos.
Prometiendo aceptar el vacío de la distancia obligatoria, de la no pertenencia, del no permanecer en el otro.
No poder más que lo que hay, no poder más de lo que se puede querer.
Acercarnos y que nustras bocas acepten el encuentro.
Acercarnos y no aniquilar nustro deseo ni nuestros sueños cercanos.
Y si hay que amar, amar aunque duela.
Amar hasta lo imposible e inalcanzable de vos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

muy sólido y fresco
me gusto mucho
besos
ova