lunes, 24 de enero de 2011

571 - Derretida



Guantes blancos hasta el ventanal.
Baldosas flojas y tempestad.
La lluvia anaranjada arruina mi corazón, se esconderá mi alma de vos, otra vez.

Otra madrugada que anochece mientras camino desnuda por la calle, helada.
Como si la ropa me pasara una tonelada, pero llena de frío y trampas.
Nubes de almidón derretidas
caricias rotas,
otra tempestad en soledad mientras te espero.

Rogando a la madrugada tus besos brujos que me hechicen de nuevo,
herida, quemada y derretida nuevamente.
Voy a tratar de no escaparme esta vez, de mí.
Y si pasa el milagro, allí estaré en la libertad del juego

3 comentarios:

Anónimo dijo...

hermoso el texto, cuando nos derretimos no hay mas...
saludos
jj

peregrinopurpura dijo...

Besos brujos!!

A.Aguirre dijo...

buen texto,
saludos, te espero por mi blog