jueves, 22 de diciembre de 2011

Fierita solitaria

Vos sos la que juega con naipes marcados
la triste dama solitaria que no sabía ser feliz
llevaste en el pecho la carga del tiempo
y ahora no soltás la mano del amo ni para reír

Ya no te creo, no, fiera solitaria
tu cuchillo y tu lengua no saben hablar
Ya no te creo, no y es para siempre
quedaste solita, fiera y lombriz sin poder hablar

Dibujaste a montones los charcos de baba
tartamudeaste sola la noche anterior
tus delirios de grandeza son tan insaciables
que no caben ni empujando en tu hueco corazón

Ya no te creo, no, fiera solitaria
tu cuchillo y tu lengua no saben hablar
Ya no te creo, no y es para siempre
quedaste solita, fiera y lombriz sin poder hablar

El tiempo pondrá en vereda tus mañas
y decantará la fama de lo que sos
Por lo menos para mi no hay más engaños
y tus tontas trampas son el bendito punto del adiós.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Siempre firme en mis convicciones...

“Demuestren quiénes son y cuánto tienen para dar, luchen por lo que merecen, defiendan sus ideales, respeten y háganse respetar, no aflojen ante dudosos poderes ni tramposas tentaciones, sean dignos y honestos con ustedes y los demás. No olviden nunca que el periodismo, como cualquier otra actividad, debería servir para construir una sociedad mejor.

Gracias Tano Schinocca, tus palabras de hoy quedan grabadas para siempre.

Lo que verdaderamente será.


No pensar sólo en la lucidez a la hora de decidir algo y creer inevitablemente en la cordura de la elección que se tome. El abastecimiento de las ofertas, la cruda necesidad de demandar y el entrañable sentimiento nostálgico que dejan algunas decisiones permiten abrir la coyuntura entre lo que queremos y lo que - finalmente - hacemos.
En este juego a veces perverso de ideas, lo mejor que podemos hacer es atravesar el miedo y enfrentar lo que las ganas (pero las verdaderas) tengan necesidad de cumplir. Así, y no de otra forma, llegaremos a una satisfacción inmediata que vale más que un insolente fracaso posterior.

La foto es propia, tomada hace unas semanas en La Plata

lunes, 12 de diciembre de 2011

La identidad perdida, amada y odiada

El rol y el problema de la identidad es un conflicto que muchas veces se mantiene flotando en el aire o que - finalmente - cobra vida para apoderarse de toda conducta.
Dejarse llevar es poner en peligro las razones propias por las que sobrevivía el espíritu libre.
No dejarse arrastrar es limitar el acceso de los pasillos del fin del mundo, a favor del incondicional sentimiento de seguridad.
Algunos pretenden que esta puja sea diaria, que nunca se pueda elegir un destino y que los masoquistas aprendan a querer ambas cosas. Un gramo de lucidez puede diagnosticar o predecir el inevitable final y allí, en ese contexto, es que debemos hacer fuerza para llegar al objetivo.



martes, 6 de diciembre de 2011

Ensayo sobre las cosas amadas


Al transcurrir cierto tiempo en la vida, se llega a una teoría más o menos asumida por todos: el amor es bastante difícil.
Pocas certezas hay en el complicado mundo paralelo que se habita cuando habita el sentimiento por otra persona. Ya no hablo de potenciales amores o imaginables pasiones que se podrían desatar con alguien, sino de la compleja tela de redes que se dispara como por arte de magia cuando - en momentos débiles e inconscientes - uno se siente enamorado.
Al principio y hace años aquel imaginable amor para siempre se teñía de simulacros breves de amor incompleto, amor adolescente con las pocas capacidades de los 14 o 15 años de edad.
Luego fueron las turbulentas noches de la primera juventud en las que la derrota y el fracaso que derivaban después un imposible hacían culminar la noche en sábanas desconocidas.
Y más tarde fue descreer de todo. No confiar en nadie, cerrar puertas, tapiar ventanas, apagar la luz y por las dudas, cerrar los ojos: "En esta trinchera no entran hombres, nunca pero nunca más!!"
Y de nada sirve tanto agnosticismo. Finalmente, de forma inesperada, lenta, invisible y casi imperceptible las fibras del amor ganan terreno. Ascienden a lugares impensados, se deslizan sobre el tibio oleaje de la piel y logran vencen barreras hasta romper todo canon de tranquilidad y aburrimiento a nuestras vidas.
Progresa la idea de poder amar y aceptar el amor de alguien. Creemos en la fidelidad de uno mismo con el otro y en la de ambos. Las flores son más lindas para oler y regalar. La lectura no es igual si al lado de la cama hay una bonita espalda que mirar. Los besos son todos como si fueran los últimos besos y la libertad sexual abre fronteras deseadas hace tiempo.

Ensayo sobre las cosas perdidas


No es inevitable estar a favor o en contra de algo siempre. A veces es necesario mediar entre las tibias aguas del mar gris. No muy favorable es la idea de instinto, aquella idea que alude a que todos los seres humanos tenemos una inclinación a la supervivencia, al apareamiento animal o cosas similares. No recuerdo bien pero hay una teoría antropológica que esta en los libros de Lischetti que explica que es mentira todo ese cuento del instinto, sin embargo y como decía Proust "la inteligencia da pretextos para eludir los instintos" y es por ello que la naturaleza queda relegada algunas veces.
Estamos a favor o en contra de actitudes que nosotros mismos tomamos - y lamentamos- tiempo después. No se muestra el absoluto de nada hasta no contar las partes, en esa lucha, puja y discrepancia de valores, está el relativo valor de absoluto que cada uno, en su nivel de consciencia (de este momento) posee. A dejar de pelear entonces, por tantas causas perdidas. El tiempo verdadero es - y debe ser - llegar día al día, pero hoy.

martes, 22 de noviembre de 2011

El remedio de mí


Creo que a veces muero y otras caigo presa de mí, entonces busco el remedio infalible del olvido y apago mis ojos en el tibio cajón de luto.
Otras veces suplico a mordidas jirones de piel para convertirme en otra enmascarada más y así olvidar los tontos "peros".
Algunas noches caigo en la inmensa irrealidad de mi ser, y me busco entre aquellas figuras del pasado, con tal de desmenuzar lo poco que queda de mí.
Hay, sin embargo, noches gentiles de amables recuerdos y sonrisas. Noches que huelen a perfumes, fragancias y sabores en los que me derrito con tal de no empalidecer.
Presa de todo el mal que me pesa dentro. De toda la lluvia derramada por tu silencio y del cáliz sagrado del que no quiero volver a beber.

sábado, 19 de noviembre de 2011

Condena y absolución literaria: Flaubert y Baudelaire


"Y otras, cuyas gargantas lucen escapularios,
Que, un látigo ocultando bajo sus largas ropas,
Mezclan en las sombrías y solitarias noches,
La espuma del placer con el llanto del suplicio."

El párrafo anterior pertenece a Las Flores del Mal, de Charles Baudelaire. Es parte del poema Mujeres Condenadas, uno de los textos que utilizaron en 1857 para acusarlo y condenarlo por ser ofensivo a la moral pública y a las buenas costumbres francesas.
300 francos y el recorte de algunos poemas en su libro fueron la condena para Baudelaire pero lo que más le molestó fue que digan que sus textos - según la sentencia - conducían a la excitación de los sentidos mediante un realismo grosero y ofensivo para el público.
Ya en 1857 se hace una distinción entre narrativa y poesía que marca una importante diferencia para el tribunal. Ese mismo año también es enjuiciado el escritor Gustave Flaubert, por razones casi idénticas o muy similares a las del escritor de Los Paraísos Artificiales. En el caso de Flaubert, todo se dirimió a partir de su novela Madame Bovary que cuenta la historia de una jóven campesina que aburrida por su vida matrimonial, se ve envuelta en adulterio, infidelidades y una fuerte neurosis que luego derivan en su suicidio.
Si bien los argumentos son similares, y los abogados de ambas partes sostuvieron a fondo sus fundamentos, Flaubert fue absuelto y Baudelaire condenado. La diferencia que encontraron fue que la poesía podía ligarse a un relato verídico e incluso ser más verosímil que cualquier otro relato y en cambio la ficción era producto de especulaciones, imaginaciones y aunque pudiera ser muy real, no dejaba de ser un texto inventado.
El tribunal jamás comprendió la idea de que autor y narrador son dos cosas distintas. De que condenar a un hombre por su literatura es- por lo menos - injusto y de que el placer de la escritura reside justamente en incomodar, hacer cosquillas y en gran medida, provocar.
Pensar que en la actualidad sucediera algo así está lejos de toda discusión viable (por suerte) pero recordar hechos como estos abre una valoración extra a los que decidimos formar parte del mundo literario.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Independencia de género

No mires. No encuentres. No aplaudas. No sonreías demasiado.

Hacer la cama. Preparar la cena. Arropar a los niños. Dormir sola.

Los roles de la mujer han cambiado pero la esencia de algunos conservadores de antaño se sigue oliendo en las calles.
Los roles que hoy tenemos las mujeres argentinas están signados por nuestra voluntad, capacidad y deseo. Ya nadie dirá que tenemos que hacer, estudiar o decir. Ya tenemos entre las manos, la firme bandera de la independencia de género.
Ya podemos salir a la calle gustosas de sonreír, coquetear, disfrutar y complacer nuestros deseos.
Las mujeres de hoy somos lo que la lucha de las mujeres de antes nos legaron y es por ellas y nosotras que debemos seguir adelante.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Caer en la tentación


"Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos
a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal."

La segunda estrofa del padre nuestro alerta sobre la tentación.
Algunos lácteos argentinos como el yougurt Ser dicen: Dejate tentar
Mientras estamos cenando en algún restaurante, un comensal dice "no, no me tientes con postre" Y todas frases que a diario hablan de la tentación y su bendita suerte.
Pienso que cada tanto debemos caer sin que esto sea motor de daños a nadie. Primum non nochere (lo primero es no hacer daño) se decían ya en 1860 los que entonces ejercían la medicina y eso es cierto, lo principal y lo primero es no dañar, pero si vivir.
Caer en la tentación no es engañar o es mejor dicho es no engañarnos a nosotros mismos. Es cumplir parte de la doctrina del alma, es finalmente no dejarse doblegar por el aburrimiento, la comodidad y la sencillez de una vida sin altibajos.
Tentarse es aprovechar el tiempo, sacar a pasear el deseo y hacerlo circular. Es arriesgarse, perderse un rato, apagar el celular, cantar fuerte y complacer el placer, de eso se trata.


martes, 15 de noviembre de 2011

Riesgos de la vida


Hay un ideal, no se puede negar. El ideal naufraga entre lo real, los sueños y el deseo.
El ideal de una casa, de un beso, de una noche perfecta o del hombre que tenga todo lo que debe tener.
Hay ideales que van más allá de los sueños y se concretan. Personas que pensamos que jamás estarían a nuestro lado finalmente están. Lugares a los que no pretendíamos llegar y alcanzamos como un gran trofeo. Noches en las que nada interesante parecía suceder, hasta que por fin irrumpe aquel deseo idealizado en sueños.
Es pasivo y paciente esperar el milagro. Siempre es mejor estar a favor del intento y la búsqueda permanente y hacernos cargo del tiempo que tenemos. Hablo de poner en riesgo la vida, de salir y asomarse; de por fin tomar el mando del deseo y conducirlo hasta concretarlo.
Si el deseo sólo queda en deseo algo dentro nuestro se rompe y no tiene vida. Ese material muerto un día fermenta y el olor a podrido termina por agotarlo todo.

No compro


Difunden en Twitter - la red social de moda - un video de dos hombres teniendo sexo en un descampado o bosque. La enorme cantidad de bromas al respecto me genera inquietud. ¿Aún son tabúes estos temas? ¿Aún se puede hacer chistes sobre las elecciones sexuales de los demás?
Por el contrario de la mayoría de los adeptos al video, que toman como gracioso el hecho, yo no me río. ¿Soy una joven con alma de vieja? ¿Debo reírme de qué?. Estas preguntas se disparan en mi mente y encuentro sólo una respuesta posible.
Me es completamente indistinto el mundo sexual de cada uno y estoy absolutamente a favor de la multiplicidad de gustos, aún en lo que atañe al sexo. ¿Cuál es el problema? ¿Qué disco rígido nos vendieron y metieron en la cabeza para sorprendernos por las elecciones sexuales de las personas? ¿Quiénes somos para evaluar, juzgar o decidir sobre los gustos ajenos? Acaso en Twitter todos son señoritos ingleses de su casa, carmelitas descalzas o príncipes encantados que adoran hace 50 años una única mujer? Acaso son tibios seres humanos que sólo lo hacen en la cama, que no necesitaron jamás posturas incómodas para llegar al climax y siempre derrochan su sexualidad sobre un mismo ser y lugar?
No compro ese video. No compro la tibieza y la frivolidad con la que algunos se ríen sin escrúpulos de dos hombres que se tienen ganas y concretan su sexualidad. No compro el tabú sexual de antaño con un pie en 2012. No compro el chiste ridículo. No compro.
Allá ellos, aquí todos los demás.

Leer y publicar


Estos días fueron de intensa escritura. Casi como un vicio abordo nuevamente el teclado con ansiedad de tipeo. Muchos lectores del blog cuestionan y se preguntan vía mail ¿porque no escribo todos los días?. Si lo hago, de hecho escribo a diario pero no publico a diario y esa es otra cuestión.
En la clase de Estilo de esta noche, hablábamos sobre el enfoque que debe tomarse en cada texto. Quizás tengo millones de ideas pero aún no se como plasmarlas y que finalmente se entienda lo que quiero expresar. Aunque, quizás deba dejar esa preocupación de lado y publicar aquello que escribo y algunos lectores ávidos quieren leer de mí.
De ser así, parte del deber parecería cumplido.

viernes, 11 de noviembre de 2011

Elegir morir


No ahogarse más en el llanto. Cambiar las sábanas. Dejar de rayar ese cd en el minicomponente, que una y otra vez reproduce la misma canción. Tomar un vaso de agua como muestra de tranquilidad inquieta. Desmantelar la mesa, las sillas y el resto de la habitación de sus aromas. Volver a salir a la calle. No pensar en el teléfono. Leer un libro. Besar a otras personas. Armar salidas causales y casuales. Pasear por la playa. Desnudarse más y preguntar menos.

La lista es todo pero todo lo que no se hace cuando uno elije morir. Por el contrario, uno se deja encontrar por lo opuesto a todas estas acciones: ni libros, ni proyectos personales, ni amores casuales, ni canciones alegres. Cuando uno elije morir (y no siempre y solamente por amor) elije dejar de hacer cosas vitales, vivas, llenas de placer. Ahora, el placer está en no encontrarse a uno mismo, en relegarse o en anular el inmenso nicho de pulsiones que tenemos guardadas en el alma.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Elegir vivir

La muerte llega, no quiero ser aguafiestas pero llega.
Leo, escucho y veo noticias de muerte periódicamente.
Me cuentan de parejas rotas, amores que "ya no van" o matrimonios que no funcionan como antes, a diario.
Visito geriátricos donde hay mayores que hablan de la muerte sin escrúpulos y pareciera que saben algo que los demás no sabemos.
Viajo por la ruta y veo perros y animales muertos.
Hay propagandas en los diarios referidas a la muerte: "disminuir el colesterol es combatir un paro cardiorespiratorio" y todo así y así todo.
La muerte no es cuestión de suerte como dicen algunas canciones de rock, la muerte es algo que nos tocará a todos ahora o en 20 años.
En definitiva es entender que no podemos ser tibios ni inmutables en vida y que para eso tendremos el resto de la eternidad...
La ley de la vida, se rige por seguir a paso firme, sea cual sea el camino y a no resignarse a morir como algunas personas hacen a diario.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Mi visita a Villa Ocampo



Pescando y buscando mi destino, entre la arboleda de la casa de Victoria Ocampo en San Isidro...así me encontraba yo entre tanto palacio de cemento y más de doce mil libros.
Este fin de semana tuve la idea y la suerte de visitar esta finca que actualmente es patrimonio de la UNESCO y en la que vivió 38 años la escritora argentinaVictoria Ocampo.


¿cómo describir este lugar sin caer en la enorme admiración por la escritora? El rol de su figura en la década de 1920 fue decisivo. De alguna manera, esta joven y bella mujer intentó romper con los preámbulos educativos y sociales, y por fin desterrar de a poco un rol obtuso al que las mujeres de aquella época estaban acostumbradas.
En este lugar, se fundó en 1930 lo que fue la Revista Sur, cuna de escritores admirables como Jorge Luis Borges, Octavio Paz, Virginia Woolf y Adolfo Bioy Casares, entre otros.


Todo fue renovado a partir de 2003, por un grupo de restauradores que recuperaron al esencia victoriana de esta casa de verano, propiedad de la tía de Victoria, quién luego le regalo la vivienda. El bello aroma de las platas y flores del lugar, el recorrido hacia el río, el mirador, la arquitectura, los doce mil libros recuperados, sus frases, oraciones y fragmentos en láminas blancas y la pulcritud de su interior, hacen de esta casa un trayecto maravilloso que invita a la lectura y a la inspiración.
Queda en los lectores la invitación y recomendación para visitar este lugar tan maravilloso. Es una suerte de viaje al pasado con aires actuales. Los datos de contacto los pueden encontrar en la web: http://www.villaocampo.org/cas/index.htm

jueves, 3 de noviembre de 2011

El tiempo


Como cuando te detenes y no ves nada, pero hay un mundo al rededor.
Y el mundo es tan confuso que sólo entiendo de él lo mismo que nada.
Bebo café y espero que algo llegue y me despierte para siempre; y si no es hoy, es mañana pero pronto.
Todo lo necesito pronto o se termina el tiempo para siempre. Pronto o ya no sabré girar el picaporte para encontrarte, pronto o la muerte caerá sobre sí.

La foto es propia, en Bellagamba.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Sin tinta


Días sin tinta. Días que cuestan hasta las comas, días que prefiero estar en el mar o en cualquier lado y suspender mi mente hasta nuevo aviso. Aún en esos días hay una luz quieta haciendo ruido, y a ella acudo sólo para endulzarme

jueves, 27 de octubre de 2011

Kirchner - Quisiera que me recuerden.mp4



En "homenaje" al aniversario de la desaparición física de Néstor Kirchner, dejo este video en el que me reflejo absolutamente en sus palabras.
El poema leído es de Joaquín Enrique Areta, militante de La Plata, desaparecido en la última dictadura de 1976. Estas horas no sólo son recordatorio de la muerte de Kirchner, sino también un momento histórico por la condena que recibieron 18 genocidas, por los crímenes que cometieron a los hombres y mujeres que pensaron "distinto". Nefastos crímenes que anoche merecieron perpetua.

martes, 25 de octubre de 2011

Un millón de amigos


Gente que está más cerca de vender el alma al diablo, antes que ser honesta. Que sólo te llama cuando quiere enormes favores o favorcitos. Que te pregunta ¿cómo estás? sólo por interés y lucro.
Gente que se olvida fácil de frases inmensas como "Te quiero". Que traiciona sin motivos, que agrede sin razones.
Gente que prefiere llenarse de miles de amigos virtuales, antes que mantener a las pocas personas dispuestas a dar todo de sí, con absoluto desinterés. Que irrumpe en una cotidianidad que le fue otorgada y dibuja frases sin sentido y mentiras al aire.
Gente que olvida. Gente falsa. Gente que no es gente.
Gente que ya, está muy lejos de mí.

*Foto propia, tomada en el Museo del Bicentenario

Soundgarden - Black Hole Sun

lunes, 24 de octubre de 2011

No pudieron y seguimos de pie


No escribiré estas líneas desde una "secta" militante como muchos representantes de la oposición han dicho, tampoco como una acérrima defensora del modelo K, tampoco escribiré como una militante de La Cámpora, el Movimiento Evita o los Descamisados.
No escribo por que alguien me baja línea, ni por estrategias políticas o partidarias pasibles de ser vistas en mis bolsillos. Escribo estas líneas por convicción propia, por mi voz y por mis propias palabras.
El triunfo de Cristina Fernández de Kirchner, promulgado anoche por un arrasador 54 por ciento demuestra que este país que supo ser nido de angustias, soledades y tristezas, es hoy un pueblo victorioso, con ganas de seguir creciendo y firme en sus convicciones.
No pudieron los dirigentes políticos que vaticinaban un modelo en decadencia, no pudieron los que hace casi un año, el 27 de Octubre de 2010 y en medio de la reciente muerte de Néstor Kirchner decían que Cristina iba a caer como "Isabelita"; que no sabría gobernar o incluso como algunos llegaron a decir "ella"es sólo un títere de su marido.
No pudieron los opositores sin plan, ni los que defendieron a capa y espada a Clarín, La Nación o Perfil, no pudieron los periodistas dedicados a inventar noticias, falsear información, tergiversar datos o intentar manipular a algunos de sus aún fieles lectores.
Tampoco pudieron los machistas, los xenófobos, los inescrupulosos humoristas mediáticos que sentados desde un sillón y con peluca, se mofaron de su propia candidatura insostenible, o aún peor: bajo la piel de ciudadano brindó afirmaciones que luego fueron desmentidas por el propio implicado.
No pudieron tampoco, los auto proclamados "peronistas" adeptos al bolsillo y a la pegatina de carteles que empapelaron la provincia de Buenos Aires. No pudieron los sin-razón, los que hablan por hablar, ni tampoco los convencidos del odio o los que proclamaron sólo una cara negativa. Mucho menos pudieron los fanáticos derechistas, ni los que en vez de seguir haciendo honor a la lucha contra la dictadura militar del 76 dijeron "basta de hablar de este tema que cansa". No pudieron tampoco los interesados en sólo mostrar los tropezones de este gobierno (Indec, por ejemplo) ni tampoco pudieron los que llamaron a la violencia y gestionaron los saqueos del 2001, y mucho menos pudieron las tempestades que vendrían durante estos años, según la auto-proclamada "resistente".
Nada de eso pudo en este 23 de octubre. Por el contrario, pudimos todos los argentinos que desde nuestra humilde condición de trabajadores, estudiantes, obreros, profesionales, amas de casa o niños supimos salir a disfrutar de la democracia y de la buena salud que seguiremos teniendo por 4 años más; recordando las palabras, enseñanzas y hechos que han tenido los dirigentes políticos que verdaderamente hacen historia y grande a la patria.

jueves, 13 de octubre de 2011

Yo te siento, yo te bebo


Yo no te quiero Alejandra, yo te siento. Yo te huelo el alma entera entre tus caprichos de niña y tus castillos de utopías lejanas. Yo te quiero viva, bajo el abrazo de mi alma mendiga con tu alma acaramelada. Yo te siento temblar como hoja en el agua y te escribo poemas, cuentos y canciones, con tal de verte sonreír y que respires mi mismo aire. Me envuelvo en tus rincones y los lleno de tu magia hasta que desaparece el destino y vuelvo al día sin vos. Yo te presiento y me persigno. Te entierro y te explico por qué no debo ir aún con vos. Te siento dulce y distante, mi suave Alejandra. Yo te soy como el día y la noche juntas o como el mar que no deja quietas las olas ni en la madrugada y yo te siento y yo te bebo.
Vos, mi dulce, frágil, pequeña y niña Flora, ajustada a la temporalidad que me acorrala, te reclamo mía y completa, pura y diabla, hombre, mujer, amante y esclava.

Angie Pagnotta

miércoles, 12 de octubre de 2011

Mundo infinito





El mundo que no es si no es de nadie, que no alcanza con aparecer. El mundo que se jacta de ser mundo infinito e inmenso y la piel de todos los días se petrifica en medio del sol.
Y la llama quieta anuncia una nueva y lejana vida, y las escorias del tiempo quedan barridas como por arte de magia pero para ese final falta camino por andar.

lunes, 10 de octubre de 2011

Antonin Artaud



Esta mañana 
yo que todo lo he inventado

he comprendido por primera vez
la diferencia entre una sensacióny un sentimiento
en la sensación se toma lo que llega 
en el sentimiento se interviene.





jueves, 6 de octubre de 2011

La capitana


Un cristal oscuro e inmóvil en la dulce madrugada.La llave del tiempo abrió sus frutos.
La muchacha miró el reloj y sólo sonrió confiada.
La espada y la capa, le habían sido cedidas sin preámbulos pero con enormes convicciones y certezas del presente.
Los ciudadanos que rodeaban la plaza la alababan. Un eco mudo se oyó entre los pueblerinos.
Llegó la victoria crónica del futuro. Llegó la ronda de orgullo nacional en nuestros días.
Se levantó de su asombro, miró la multitud y confió su sonrisa a los ojos del pueblo.
Nació en ella una luz que jamás se apagó.

Dedicado a Eva Duarte de Perón

miércoles, 5 de octubre de 2011

Amor y amar es...


Amor es decidir caminar con alguien. Es encontrar una persona y luego ser lo suficientemente maduro como para entender que si todo va mal es mejor la distancia.
Es seguir caminando para luego, ver otra persona que nos alumbre y asombre por lo que es, no por lo que fingió ser.
Es mirar el mar que nunca termina de viajar.
Es entender que cada movimiento continuo, sistemático, impensado, es en definitiva el resultado de una serie de movimientos internos más fuertes que suman su vigor al oleaje y eso es amor también.
Es hacerse cargo del fuerte sentimiento que nos vincula hacia la profesión, el oficio y el trabajo que sea placentero y no meramente salarial.
Es encontrar en lo cotidiano el tiempo exacto de libertad realmente sentida, dure 5 minutos o todo el día.
Es acariciar el cuerpo con delicadeza, cuidándolo, mientras el agua caliente cae por la espalda.
Es arropar a nuestros hijos, amigos o hermanos.
Amor y amar es entregarse a la vida, relegando parte de nuestra comodidad egoísta y cotidiana.
Es ponerle el cuerpo, la voz, las manos y los ojos a una esfera de miedos, felicidades, dichas y tristezas de una persona o varias, pero sobre todo amar, es entender que el otro es otro y no uno mismo y que jamás va a cambiar ni ser como uno quiere que sea; ni espejo ni sombra, ni perfección ni relámpagos; sólo es lo que esa persona puede ser en este tiempo y no en otro.

martes, 4 de octubre de 2011

Noche blanca


Soy del tiempo y no soy de nadie. 
Soy dama muda en la noche blanca. 
Soy esperma hueco que cae súbito ante los ojos ajenos del cielo.
Soy lágrima en el ojo quieto, cortina de humo de cualquier campo, menos del que quiero.
Soy esperanza inherente al espacio y la última caricia de la noche.
Soy el susurro y el suspiro inmóvil, de este cielo eclipsado de estrellas y con ellas me voy, al camino etéreo.

Dedicado a mi amada Alejandra Pizarnik.

viernes, 30 de septiembre de 2011

Sin respuestas


Quién necesita del otro? De todo, de la mirada.
Quién necesita del abrigo? Del frío, del invierno helando la piel
Quién vende besos? De otoño, de papel, de ilusiones sin remedio
Quién tiende una mano sin vanidades ni olvidos? Sin rencor ni muerte en la soga del tiempo? Quién puede pulir el cielo sincero de todos mis amaneceres sin vos?

jueves, 29 de septiembre de 2011

Malas noticias


Afirmaciones que se enfrentan con el instinto de supervivencia.
Que van en contra de los deseos no por no querer cambiar la forma de jugar, sino por nunca haber querido jugar tan mal.
Malas noticias que atentan contra la estabilidad emocional que ahora parece caminar por una soga o un tibio y delgado cordón.
El desenlace, hoy subterráneo desenlace, pero el tiempo me enseñó a amar la trama más que al desenlace.

Jorge Drexler - La trama y el desenlace

martes, 20 de septiembre de 2011

Fabiana y Juan


Estaba acostada, temía del ruido de los placeres.
Ella estaba en la esquina de la cama, en el borde, casi cayendo.
Él estaba acostado, con el pecho desnudo, intentando no mirarla al hablar.
Ella se dió cuenta de su desaire, intentó entonces conquistarlo como una niña que juega a ser mujer por un rato, pero nada tenía sentido. Ya todo estaba demasiado roto.
Pasaron cinco miuntos, y Fabiana decidió besarlo, se acercó hasta él y le dió un beso tímido pero lleno de amor. Él la miró con los ojos abiertos todo el tiempo, ni un gesto ni un beso cambiarían nada, Juan estaba demasiado cansado.
Pasaron unos minutos más y luego Juan decidió irse. Se puso la ropa, levantó sus cosas del suelo y se marchó.
Sin decir ni una palabra, cerró la puerta. Una triste sonrisa salió de Fabiana, casi sin pensar.
Dos meses después Juan volvió a buscarla pero ella ya estaba demasiado lejos.

viernes, 16 de septiembre de 2011

Crónica del último viaje


A diferencia de Colón o Paraná, la ciudad de Concepción del Uruguay está mucho mejor dispuesta al turismo. Al recorrer la provincia de Entre Ríos, los distintos departamentos muestran un paisaje que cambia, no sólo para el álbum de fotos. Llegamos a mediados de enero en una de las mañanas más calurosas del mes. En la terminal ubicada a diez cuadras del centro comercial no corría aire y los ventiladores no funcionaban. Los vendedores ambulantes y la voz nasal de una mujer en el altoparlante, terminaban de vestir un mapa típico de turistas, viajeros y micros.
Los ciudadanos de Concepción son cálidos y en seguida orientan a los visitantes. Los precios son accesibles tanto para acampar como para alquilar una cabaña o departamento y lo mejor de la ciudad es que lugares para visitar como  museos o plazas, están muy bien adaptados al turismo, más que en otras partes de la misma provincia.
La parada inicial fue a las diez de la mañana en la casa de una tía del que en ese momento era mi novio, Rodrigo. Nos recibió una señora de 86 años que vivía en un caserón, estaba algo ciega y no podía movilizarse con facilidad. Mientras tomábamos mates, llegó Sara, la prima de mi novio y Manuel, su marido. Nos preguntaron si queríamos conocer el puerto y sin dudas aprovechamos la invitación y el lindo día que había en Entre Ríos. Tomamos un remis que a penas nos cobró pocos pesos por un viaje de 30 cuadras. En esta provincia, las remiserías tienen precios exageradamente accesibles, incluso son mucho más baratos que los colectivos. Al llegar al puerto empecé a tomar fotografías de los barcos, del río y de los árboles. Íbamos bajando una colina, cuando siento en mi bolso la vibración del celular.
-         “Hola Ann, cómo estás?”era mi hermana. En ese momento dudé de si había llamado a mi papá para avisarle que habíamos llegado bien.
-         ¿cómo estás pasó algo?
Con la voz mareada y confundida me dice que si.
-         ¿Qué pasó?
Se escuchó un silencio eterno del otro lado y le repetí, casi gritando: - ¿Qué pasó decime?
Y escuché las dos peores palabras que oí en mi vida: - Falleció mamá.
Un mar de lágrimas se adueñó repentinamente de mis ojos, ya no veía nada y tenía completamente nublada la vista, como ahora al recordar.
No pude entender y creo que nunca entendí del todo.
Mis cuerdas vocales se adueñaron de mí y contesté ¿Que?¿Me estás cargando? ¿Me estás hablando en serio? ¿Qué decís? ¿Por qué? ¿Qué pasó?
Todas mis preguntas no tenían respuesta. O mejor dicho, nada de lo que me dijeran aliviaría todas las sensaciones difíciles y pesadas que sentí. Sólo sabía que un estúpido cáncer había terminado con la mujer que amé y me supo amar.
Mi novio me abrazó en silencio o yo no escuche sus palabras. La prima de él lloraba, Manuel miraba sorprendido. Rodrigo me decía “tranquila, tranquila” mientras me acariciaba el pelo. Yo sólo quería estar en Buenos Aires con mi mamá, salir corriendo de ahí, despertarme o morir.
Al día de hoy, no recuerdo como fue que al rato estaba sentada en un micro. Pasaban la película “Sol de otoño”. Sentía los ojos de los demás pasajeros en mí, de toda la gente que tenía cerca, supongo que se habrán preguntado ¿Por qué llorará tanto esta chica?
Yo no paraba de llorar y el clima en el ómnibus era otro: verano, vacaciones, pileta, río, sol.
Mi celular se estaba quedando sin batería y yo también. Me dieron algo de comer y tomar, dejé todo a un costado. El viaje fue eterno, ya no soportaba más el micro.
Me faltaba el aire pero me encerré en el baño a llorar e intentar respirar por la ventana circular típica de los ómnibus, pero era peor, estaba ahogada.
Volví al asiento, tenía los ojos y la mirada perdidos. Flashes de imágenes iban y venían en mi cabeza. Recordé cuando fui abanderada, los actos del colegio, las caricias en el pelo durante la sobremesa, los mimos en la espalda y los abrazos infinitos. Todos mis dibujos, mis cartas, mis regalos hacia ella. Todo su amor hacia mí, y su ausencia que siempre sentí aún cuando estaba conmigo, ausencia que sabía nunca más terminaría.
Con todo el dolor que sólo entienden los que perdimos tan jóvenes/niños a una madre o un padre, con todo ese inmenso dolor a cuestas y en mi espalda, bajé del micro. Tomé un taxi hacia la funeraria y al llegar lloré en los brazos de mi papá y mi hermana.
Quise ser fuerte y que no me vieran así pero fue inevitable, no pude ser fuerte.
Entré al cuarto donde estaba el cuerpo de mi madre. La vi de lejos, inerte, quieta, muda. Su blancura, sus pestañas, sus cejas duras y sus labios sin color. Una inminente palidez la envolvía, sus ojos cerrados, su mueca impávida y su terciopelo en la piel me restaron ganas de respirar. Un grito hondo salió de mi pecho pidiendo auxilio, suplicando. La lluvia empezó a caer por la ventana, el día se vistió de gris y mis ojos no pararon de derrumbar todos los mares. Desde ese viaje, desde ese momento yo ya no fui la misma nunca más.

martes, 13 de septiembre de 2011

Mi peor amiga


De pronto llegué a la habitación y los encontré en mi cama. Abrazados, desnudos y apenas tapados con mis sábanas. Ella se veía pequeña al lado de él y parecía sonreír tenebrosamente. Él tenía risa de costado, cínica y formal con una expresión similar a la que tiene alguien que está "atrapado" o "sorprendido".
Llegué a decir "Ay..." y cerré la puerta de un leve portazo. 
No me acuerdo si dije "No lo puedo creer" o "Ya está, ya está" o simplemente tartamudeé como cuando me pongo extrañamente nerviosa.
Creo que cualquiera de esas dos expresiones hubieran quedado bien. Por un lado, no puedo creer que mi mejor amiga se acueste con un ex/actual que significó tanto en mi vida y encima tenga el tupé de hacerlo en mi propia casa, en mi cama, en mis sábanas...
Por otro lado pienso que con esto, ya está. Él ya cerró todas las puertas para mí y yo, con este episodio y con todos los anteriores que pasamos, también. Debo cerrar todas y cada una de las puertas pero, esta vez sin dejar ni una sola gota de aire, luz o ventilación posible, para que no se escabulla de nuevo nunca más.
Los nervios eran lógicos, era una situación incómoda y abiertamente desprovista de códigos. Mi mejor amiga ¿no pudo recordar todo lo que lloré por EL? ¿Todo lo bueno y malo que viví durante y después de estar con él? ¿No pudo pensar en mi felicidad de esos momentos? 
Pero creo que sólo con recordar que aún hoy "seguimos juntos" es suficiente para evitar acostarse con él.
¿Tan difícil es entender que me gusta? ¿que pese a todo, me sigue gustando? ¿que más allá de todo, tenemos una conexión física que puede quebrar y pasar todas las fronteras, ¿que cada vez que nos vemos, al menos ese rato, somos "uno"?
De él no puedo ni tengo nada que decir. En cierta medida acepte este libertinaje entre nosotros. Ni él me puede criticar ni yo a él. Fuimos siempre libres...pero, ¿tenía que ser con ella? ¿tenía que ser con mi mejor amiga?

lunes, 12 de septiembre de 2011

Idea del presente


Coqueteando con la frívola idea del adiós, esperando que algún día vuelvas a buscar mi sonrisa.
Miro el cielo y encuentro un enorme resplandor amarillo, casi quieto, diciéndome que tengo que salir a encontrarme.
Es tiempo de volver a las cenizas de mi cuerpo y arrastrarme por el pasto hasta volver a florecer.
Es tiempo de jugar la última ficha del presente y no volver la vista hacia atrás.


viernes, 9 de septiembre de 2011

Arde


Me arde como un pez,
como una boca,
como la boca de un pez en el anzuelo.
Como miles de cuchillos afilados metiéndose por la nariz.
Me arde como el jugo del limón en una herida, como los dedos cuando te cortas con las hojas de los libros.
Como el sol de golpe en los ojos cuando te despertas de la resaca o como cuando te pisan los dedos de los pies.
Me arde como cuando pasa el suero por las venas o cuando te dan el pinchazo para sacarte sangre, así... como todo eso junto, me quema.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Fibra de la música


Una mano trae la otra, casi por piedad.
La bailarina se acerca al espejo, mira su rostro simétrico y ovalado junto a la barra.
Los dedos de las manos se arquean para continuar el deslizamiento eterno de los músculos.
La fibra de la música entra en ella hasta permitirle soñar.
Los pasos mueven el piso de madera y lo hacen crujir. Los compases de la música entran en su espina dorsal hasta estirarla y enfrentarla de nuevo con la barra, con el espejo y con ella misma.
Coloca su espalda recta, respira profundo y continúa el movimiento.

martes, 6 de septiembre de 2011

Impuntual



Dejé tendido el libro en la página 51. Llené la pava, y la puse a calentar esperando al lado, impaciente. No entiendo por qué cada vez que enciendo el fuego con un fósforo, me trago el primer humo que sale, casi por inercia.
Miro el celular con la misma inercia con la que me tragué el humo. No ha cambiado nada, salvo una cosa: pasó un minuto.
“No va a venir, es un cagón”, pienso mientras la pava es eterna y Juan lleva un minuto de impuntualidad.
Detesto la demora, y esperar. Mi papá decía que se es tan impuntual llegando antes como después. Lo trágico o aún más detestable es no llegar.
Me acuesto inmediatamente, la pava sigue hirviendo en la cocina. Me refugio en el diván del living como si fuera la segunda guerra mundial. El diván es mi trinchera, me tapo la cara con Agua Viva, el libro que antes detuve en la página 51.
¿Como un encuentro (que es todos los encuentros) ¿termina así?
Los jazmines del patio me llaman, todavía hay sol y estamos en primavera. Siento a las abejas bailar entre las flores del jardín y como las pequeñas hojitas de los crisantemos se mueven por el viento. Las risas de las niñas de mi vecina Alejandra, impactan con un rebote intenso en mi medianera. Todo es color de rosas por un rato, hasta que me doy cuenta que pasaron ocho minutos.
¿Cómo puede demorarse tanto una persona? Vivimos a penas a 15 minutos de colectivo. ¿Es posible que le haya pasado algo? O simplemente prefirió el silencio interminable y lleno de excusas de color gris?
Clarice Lispector vuelve a ser mi refugio. Estoy triste y algo antipática. Si viene ahora, ya no seré la misma Tamara de antes.
Suena mi celular, no quiero atender, pero mis manos con prisa acuden al llamado. Es Juan…claro!
“disculpame negrita, no voy a poder ir, me surgió algo impostergable, nos hablamos ¿si?” o “Bonita, te pido disculpas pero no voy a visitarte, estoy enfermo, tengo fiebre y me estoy yendo a la guardia” o el preferible y deshonesto (pero divertido) “Tami, acabo de subirme a un unicornio azul que me lleva a la isla del tiempo perdido, paso unos meses ahí, cuando vuelva nos hablamos”.
Pensando todo esto y -como quería- el teléfonito dejó de sonar. “Usted tiene un correo de voz, presione send para escucharlo”. Me llega un frío mensaje de texto de la compañía. Presiono send o ¿lo dejo latiendo eternamente?
Vuelvo a la página 51, caliento el agua nuevamente. Trago el humo del fósforo y me olvido de todos y de Juan, por un rato.

viernes, 2 de septiembre de 2011

miércoles, 31 de agosto de 2011

Love is all you need


Agudo amor; lento desmayo, dice Clarice Lispector en su libro Agua Viva.
Pienso que se refiere a muchas cosas: amor no sólo físico o de pareja. Amor que es también leer un libro, mirar una película que nos eleve, mirar el cielo un largo rato, tener sexo, escribir, pintar, tomar clases de danza o escuchar música. Creo que amor es todo.
Pienso también que no hay pensamiento en la palabra amor, que todo es y no es amor.
Amor agudo que tilda cada una de las cosas y las vuelve reales. Amor que viaja como un dardo despiadado hasta encontrar el adecuado, luego de tantos incorrectos.
Pero, viene el desmayo, por haber conocido a un hombre tenso y áspero, por haber creído en su instante más alto del cielo. Agudo desmayo; amor lento.

Moralidad


No tengo ninguna moralidad. Sé que la gente se horroriza, pero no yo. Ninguna moralidad mientras el daño hecho no se manifieste por sí mismo. Mi moralidad no se reafirma cuando me enfrento con el dolor de un ser humano.

martes, 30 de agosto de 2011

Inicio


Se esconde la mano, presume del tiempo.
Los besos robados vuelven a posarse sobre el sol.
Las estrellas se alimentan del refugio del pasado.
Los aromas vuelven a evocar recuerdos que volverán en el futuro.
Una sombra.
Un silencio
Y todo vuelve a comenzar.

domingo, 28 de agosto de 2011

Transmutación




"Sabes que soñaré, si no estás, que me despierto contigo. Sabes que quiero más, no se vivir sólo con cinco sentidos. Este mar, cada vez guarda más barcos hundidos"

Autores: Fito y Fitipaldis.
Canción: Por la boca vive el pez

martes, 23 de agosto de 2011

Irreemplazable


Un terremeto de 5.6 sacudió Nueva York y Washington, Libia sigue en crisis y mueren miles en Trípoli, el mundo sigue las sombras de la globalización y el petróleo, las demandas de poder, el big ban y los dólares y bolsas del mundo marcando números irreales.
Todo eso pasa, y puede pasar. Pero como dice Spinetta "no queda más que viento".
El mundo gira y cada vez me pregunto más si todo esto tiene sentido, siendo que la vida es tan pero tan breve.
y pienso en el silencio que ocupa toda la habitación, en el sol y el viento acariciándome el pelo y las entrañas.
Hace frío, pero el calor de mi perra y mi gato son irresistibles junto al mate.
¿Eso no tiene valor? Y... ¿qué tiene valor?
Esta canción de Spinetta, la mirada inalcanzable de aquel hombre, los besos que te robé, las caricias que supimos darnos, el abrazo de tu corazón y el mío que se unen y se asisten mutuamente día a día.
Tiene valor la vida, el rojo sobre el negro. El cuerpo desnudo corriendo por ahí, los viajes, los colores, los aromas, un dulce café de colombia, una manzana con gusto a arenas del desierto. Viajar. Escuchar música bien fuerte y cantar y cantar.
¿Qué tiene valor en este mundo acartonado? ¿Que es irreemplazable?
Las sombras de los transeúntes, de los peatones y caminantes? O la chispa infinita del color de todos nosostros, armando un arcoiris inmenso?

La foto es propia, jugando con luces, sombras y colores.

Es mejor no estar atado a nada




"cuando el mundo tira para abajo, es mejor no estar atado a nada"

Lllegarás


Vas a llegar y a iluminar más nuestra vida con tu amor.
Vas a llegar y a desterrar cualquier pena con tus risas.
Llegarás y encontraremos en vos todo lo maravilloso de nosotros.
Se apagarán las luces del pasado, y se prenderán las de tu futuro inmenso.
Vas a llegar y nosotros con vos.

La foto es propia, jugando con luces y sombras

Silencio


Las palabras del silencio, las que se llevan tu voz.
Las que por lo bajo, me dicen que confíe, que no me preocupe, que todo va a estar bien.
Las únicas y dulces palabras, que no salen de tu boca por temor a arriesgarte.
Entro en una especie de fiebre, colapsa mi gesto tranquilo para volverse inquieto un rato.
Te pido más, te ruego.
Me pedís tranquilidad. Yo te pido respuestas.
Me pedís tiempo. Yo te pido acciones y palabras, y más palabras.
Y la fiebre por hablar o escribir no cesa.
Me callo. Consumo silencio.
Silencio en el desayuno, el almuerzo, la cena.
Silencio en el mate, en las tostadas y en la ropa.
Silencio, que se esconde en mis entrañas y no me deja ver la luz.
Silencio que calma, que espera.

Pero yo te pido respuestas y vos, me pedís tranquilidad.


La foto es propia, jugando con luces y sombras

viernes, 19 de agosto de 2011

Noche

A veces se necesita sólo mirar el mar
o incendiar la noche en la triste calma.
otras veces sólo con palabras se silencian los ojos que piden amor,
pero otras veces, sólo son necesarias las manos
para llegar a curar las heridas y el rencor.



La foto es de un cuadro que acabo recién acabo de pintar.

Blog

Siempre estoy a un segundo de borrarlo entero.
De como los suicidas románticos, dejar un último post que diga por qué me voy...
Siempre estoy a un paso, de mandar al cajón todos y cada uno de los textos que hace dos años decoran este espacio, o lo ensucian, o lo provocan o simplemente lo visten.
A veces leo - mejor dicho, siempre - releo y vuelvo sobre los textos, y los doy vuelta, los toco, los edito, los vuelvo a dejar como estaban...y digo: "Esto es sencillamente una porquería" o "No puedo escribir tan mal"
Luego, almas desinteresadas pero atentas a encontrar la sorpresa me aclaman y me dicen por mail, por twitter o incluso por algunos comentarios de acá que se identifican con lo que acá aparece o en palabras de ellos/as: "Me encanta tu blog, me alegra haberlo encontrado".
Y yo me quedo muda, y no lo puedo creer y pienso que es un chiste.
Pero todas estas demostraciones hacen que piense en luchar. Luchar contra viento y marea pero luchar. Luchar aunque algunos quieran opacar mis ganas de volar....

jueves, 18 de agosto de 2011

Mi gato

Mi gato es dormilón. Pasa sus tardes mirando los rayos de sol que entran por el ventanal del comedor. A veces lo encuentro mirando la televisión, que por alguna extraña razón quedó encendida.
Otras veces lo encuentro con la cabeza inclinada hacia un costado, escuchando los ruidos y las voces de la radio.
Ahora, como lo hace a menudo, está peleando con mi perra Fiona. Se miran, se buscan, se huelen y se cachetean.
Neyén tiene un lunar en su nariz, tal como lo muestra la foto que le acabo de sacar. Sabe perfectamente que su lunar es seductor para otras gatas, incluso para muchas personas que lo han consentido por tenerlo. Mi gato, juega con la seducción de su nariz y la frota siempre contra la pera de nuestros invitados o mía.
Se enrosca en su cola de chocolate y vuelve a su almohadón. Neyén, sabe que la tarde está por terminar y aunque hoy no hubo sol-como ayer- se sienta junto al ventanal del comedor.

Descubrir


Descubrir que no se parece en nada a lo soñado.
Entender que todo fue producto de mi imaginación o mis ganas.
Aceptar que nada de lo dicho fue válido.
Apretar los dientes, morder la idea y seguir.


Sin decisiones no hay camino.
Sin camino no hay destino.


Sin vos, no hay nada.


La foto es propia, jugando con las luces y la oscuridad.

Jimena


Ella se cree coqueta y feliz.
Circula por la vida con ese aire de mosquita muerta y sabelotodo.
Desfila por los pasillos haciendo preguntas tontas-huecas sin sentido.
Sonrisita falsa, una enorme casa minimalista/pop y unos cuantos centímetros de literatura en castellano, portugués e inglés - por si acaso y por las dudas - desparramados en su biblioteca flotante comprada en Palermo Soho o Las Cañitas.
Ella es excéntrica y peligrosa. Con sus juicios de valor a flor de piel, con su perfumito importado y sus blondos cabellitos de oro y rubí volando en el viento, apestando frivolidades.
Rodetito desinteresado, camisitas de lanilla yankee y un lápiz en la boca simulando ingenuidad.
Palabras tontas salen de su boca, palabras llenas de infantilismos y caprichos que devoran los corazones de los hombres patéticos, que la ven como presa fácil.
Ella es coqueta en sus enojos y a la vez mezquina.
Sabe tanto pero tanto, que teme no poder decirlo y por si acaso, grita, balbucea y explica sus inmensos orgullos culturales.
Se cree culta, digna e interesante, pero su perfume huele a sardinas enlatadas, aunque pretenda vestirlo de inteligencia y bondad.
Malos poetas la prefieren por su piel, hombres encaprichados desean sus tibias voluntades, pero ella solo se refugia en sus manos para abrazarse todas y cada una de las noches, para poder llorar sus miserias color plomo.
Oh, triste y lejana Jimena, triste y pálida soledad entre soles de cristal, triste y sola llorarás.


La foto es propia, jugando con las luces y la oscuridad.

martes, 16 de agosto de 2011

Encantamiento por idealización


Para terminar con la trilogía de encantamientos, el último en analizar es el de la idealización.
Idealizar siempre va de la mano de la decepción, no porque el sujeto/objeto no posea las cualidades que imaginamos, sino porque siempre está por debajo de las expectativas.
Una vez, alguien me dijo que con cumplir una cualidad bastaba. "Se debe tener una y es suficiente". Que es ambicioso y mezquino, pretender que el hombre o mujer que nos gusta además de bonito sea inteligente, talentoso, amoroso, buen amante, etc". A su punto de vista agregó que es por este motivo que los hombres y mujeres buscamos "la tercera/er en cuestión", todo esto a grandes rasgos, nada concreto ni aseverativo ya que como se sabe, cada pareja es un mundo incomprensible.
No seré tan drástica esta vez y sólo me atreveré a decir, que es probable que con una cualidad bien acentuada baste, pero también que en el encantamiento se buscan más cualidades, hasta las imposibles y cuando es amor simplemente se acepta y se acata una -gran- cualidad.

La imagen es un cuadro de mi autoría

lunes, 15 de agosto de 2011

Encantamiento por repetición


Así como repetimos ideas, conductas o actos, también repetimos patrones de búsqueda en el otro.
Al respecto, hay muchas ideas que afirman o contradicen esta "teoría". Sin embargo, es real que muchas veces buscamos la antítesis de nosotros mismos pero en el otro. Quizás no en el sentido amplio de la palabra, sino en leves pero firmes conductas.
En mi caso particular, busqué hombres que cumplían ciertos patrones de conducta similares, indefectiblemente en todos hay un denotado sentido del humor ácido/irónico (por decir algo).
Mi idea es que en el fondo, uno siempre repite algo. Seguramente sea inconsciente y no haya una búsqueda real de esto, pero inevitablemente pienso que se da. Patrones de conducta, un rasgo de la personalidad que sobresalga, parámetros específicos o incluso algo del aspecto físico.
El encantamiento por repetición, es para mí el más estable de todos, en el sentido de que su prolongación es silenciosa e inmediata, nada más peligroso...


viernes, 12 de agosto de 2011

Encantamiento por distracción


El camino de la distracción permite visualizar distintos panoramas pero a veces sin resultados eficaces.
Una crítica y pura razón lógica se desprende de las neuronas, intentando movimientos por repetición.
Atravesamos los días, que son segundos y parpadeos. Visualizamos lo prohibido, lo lejano, lo inalcanzable. Se transforma la ansiedad en deseo, se prometen juegos eternos, se abren caminos opuestos...
La sinapsis y el pragmatismo, se disuelven con los sentimientos.
Es que, las emocionas juegan tan fuerte en las miradas que dejamos de pensar en qué se posan los ojos.

miércoles, 10 de agosto de 2011

Hubo / Hay


Hubo un ruido y un silencio. Monedas rodando por el piso. Manos entrelazadas. Café y vino tinto.
Hubo una mesa, cuatro piernas, un hombre y una mujer.
Hubo noches de rock y tango, madrugadas de amor y pernoctes llenos de promesas quitas.
Hubo caricias, un llamado por teléfono, voz, cuerpo y alma.
Hubo risas, mates, recuerdos y viajes planeados que jamás ocurrieron.

Hay una mujer, unas manos, dos piernas y el cielo por delante, ardiendo. Mordiendo. Inquietando...

Vos sos parte


La búsqueda sigue. El encuentro es inevitable.
Nuestros ojos se volverán a cruzar y eso me llena de alivio y alegría.
Nos pusimos en contacto de nuevo. Surgieron nuevas fuerzas renovadas.
El tiempo y la distancia ayudaron a nuestro destino.

Vos también sos parte de este corazón salvaje.


sábado, 6 de agosto de 2011

Sin prisa y con calma


Algunas circunstancias de la vida hacen que demos un giro y retomemos, encontremos o hagamos un nuevo camino.
Cuando el cielo se mantiene nublado, es mejor abrir el paraguas e ir caminando despacito y con calma, esperar la lluvia lo mejor preparados posibles y no sufrir consecuencias indeseables.
Cuando el cielo se mantiene soleado, es mejor salir al sol y disfrutar del día, esperar los rayos de vida lo mejor posible y no sufrir consecuencias indeseables.
En cualquier caso, es mejor salir y enfrentar.


Palabras que sólo dice el sol