miércoles, 30 de junio de 2010

Mantra


princesa azul.
Cama de alquitrán.
Ojos de papel en el avión de los besos.

Miradas al cielo.
Canción de cuna para el olvido.
Calecita rota.
Mantra eterno.

La muñeca baila sola en su cajita.
Los dedos de los pies se retuercen.
Las orquídeas destiñen su aroma.

Un canto eterno obedece el tiempo.
La luz de los ojos se aclara.

Cuando escribo

Para evitar malos entendidos, cuando escribo no lo hago mirando en mi interior ni queriendo decir cosas que no me animo. Cuando escribo sólo siento en los dedos la necesidad de avanzar en las palabras, aunque es cierto que tomo fragmentos de otros, ideas, recuerdos de cosas que no viví jamás. También pienso en errores, en desaciertos, es más fácil escribir de lamentos que de alegrías, por lo menos para mí, por eso recurro al pasado inmediato, algo tengo que hacer con ese cajón de agonías.

Sogas de terciopelo


Tomate tu tiempo para irte, que las sogas de mis manos ya las solté.
Que el tiempo pasado fue mejor que cualquiera de nuestros momentos.
Desde el rastro oculto de mi risa, que no estuvo presente sin mí.
Las sogas de terciopelo, se fueron soltando.


M.A.P.D

Texto surrealista


El mundo fisíco todavía está allí. Es el parapeto del yo el que mira y sobre el cual ha quedado un pez color ocre rojizo, un pez hecho de aire seco, de una coagulación de agua que refluye.
Pero algo sucedió de golpe.
Nació una aborrecencia quebradiza, con reflejos de frentes, gastados, y algo como un ombligo perfecto, pero vago y que tenía color de sangre aguada y por delante era una granada que derramaba también sangre mezclada con agua, que derramaba sangre cuyas líneas colgaban; y en esas líneas, círculos de senos trazados en la sangre del cerebro.
Pero el aire era como un vacío aspirante en el cual ese busto de mujer venía en el temblor general, en las sacudidas de ese mundo vítreo, que giraba en añicos de frentes, y sacudía su vegetación de columnas, sus nidadas de huevos, sus nudos en espiras, sus montañas mentales, sus frontones estupefactos. Y, en los frontones de las columnas, soles habían quedado aprisionados al azar, soles sostenidos por chorros de aire como si fueran huevos, y mi frente separaba esas columnas, y el aire en copos y los espejos de soles y las espiras nacientes, hacia la línea preciosa de los seno, y el hueco del ombligo, y el vientre que faltaba.
Pero todas las columnas pierden sus huevos, y en la ruptura de la línea de las columnas nacen huevos en ovarios, huevos en sexos invertidos.
La montaña está muerta, el aire esta eternamente muerto. En esta ruptura decisiva de un mundo, todos los ruidos están aprisionados en el hielo; y el esfuerzo de mi frente se ha congelado.
Pero bajo el hielo un ruido espantoso atravesado por capullos de fuego rodea el silencio del vientre desnudo y privado de hielo, y ascienden soles dados vuelta y que se miran, lunas negras, fuegos terrestres, trombas de leche.
La fría agitación de las columnas divide en dos mi espíritu, y yo toco el sexo mío, el sexo de lo bajo de mi alma, que surge como un triángulo en llamas.

Antonin Artaud 1925

martes, 29 de junio de 2010

Tinta ausente


Hundida. Deseando extirparme este peso de quilates sin razón.
Detestando. Tratándo de escapar del dolor, para no ahogarme.
Los dos minutos después, fueron de terror, como si una lluvia me bañara entera el alma.
Como si aquello fuera el principio de algo sin final.

Las hojas del cuaderno se borraron.
La tinta dejó de escribir historias miserables.
Un suspiro arremete el cuerpo hasta agotarse.
Lluvia distante y lejana de un barrio seco.

Todo Pasa


Últimamente pienso en mi inutilidad. Me cuestiono incluso, si internamente quiero fracasar o no. Digo, ¿qué estoy haciendo mal? cuando en el fondo lo sé.
Ya no puedo atribuirle al cosmos, al calendario maya o la puesta del sol a mi gran ejercicio del fracaso, la desilusión, los errores.
Ya todo pasó, y todo así. Y cada día se graba más en mi cabeza la idea del "todo pasa y esto también pasará", de la conocida leyenda del rey que quiso tener un mensaje oculto en su anillo, para las victorias y los fracasos.
Pienso en eso, pienso en mí. En todo lo postergado, en el sacrificio, en el esfuerzo y en la derrota.
Esto también pasará.

lunes, 28 de junio de 2010

Zig Zag


De amores, de errores de tren.
De rupturas con caballos blancos.
De príncipes encapuchados en la lluvia del olvido.

De la espada en la piedra.
Del cuento del nunca jamás.
De la historia sin fin que no pesa.

De los besos con sal.
Del agua desteñida de tus ojos.
De las manos imposibles que no pecan más.

Este adiós no es un hasta luego.
Estos besos no juegan con sal.
Este calvario se acota en el tiempo.
La última flecha del perfume de tus ojos, al túnel del veneno en mi corazón.

Ironía de show


Llegué al ascensor, allí estaba su mentira.
A casi un año, simulaba un te quiero, una impresentable manera de decir "tal vez", de su parte. Subimos e intentaba convencerme de su presencia en ese momento. Halagó mi ropa, mi pelo, mi perfume. Llegamos a la puerta y un infarto en los ojos me devolvió la luz. Abrace a mi novio, me senté junto a él y empecé a reír.
Más tarde la rueda de prensa con preguntas que no le importaban ni a él, después la risa boba en la estúpida caja de mi comedor y finalmente la lectura que olvidó en el modular.
Rara vez mi corazón latió tan poco al verlo, por suerte el síndrome de simbiosis terminó.

sábado, 26 de junio de 2010

Ave Fénix


No hay manera ni ficción más acertada que la vida. Unos meses después de la tormenta que sacudió mi interior, observo desde la distancia todo lo que he pasado. Muertes, embarazos, repeticiones, pérdidas, encuentros. A más de un año de la revolución, al fin distante, me alegro de haber sobrevivido, casi como una judía en tiempos de nazismo.
Como el Ave Fénix, desde las cenizas del mar muerto, aquí posada sobre mis hombros, la dulce sensación de renacer.

jueves, 24 de junio de 2010

Basta

Gente que no puede decidir por sí sola.
Que no se anima a decir que NO por miedo.
Que simula que está todo bien cuando está todo mal.
Hombres y mujeres de mi edad, condicionados por "quedar bien", "pasar el rato".
Harta de la hipocrecía, todavía algunos se ofenden de mi cruda verdad.
Y yo prefiero decir "ya fue" y no caretearla más. ¿Para qué? ¿Qué sentido tiene?.
Cada vez que fuí hipócrita, me alejé más de mí.
Pero ahora, me distancio (hace tiempo) de la comodidad del "sí, dale", del "ok, te ayudo" y de las estupideces sin sentido de planes maquiavélicos que no me gustan. Del quedar bien, del aceptar lo que los demás quieren, del cómodo y distante tkm o de la enfermiza complicidad de la risa.
El que quiera, que esté. Al que le interese, que llame.
Basta de mails, de cadenitas, de mensajitos al celular estúpidos, incoherentes y sin sentido.
De caretearla, de ser falsos, de hacerse los buenitos.
Basta de todo.

Butterfly


¿Qué significan las 23 velitas de ayer? Ya no puedo cuestionarlas, allí están, antes o después de los aplausos.
La gente de siempre, estando. Los nuevos amigos, acercándose. Mi nuevo y último amor presente desde las primeras horas. Con su ternura, sus ganas de mimarme, de hacerme reír y de darme regalos hermosos todo el tiempo.
El pasado se destiñe cada vez más, el velo cayó hace tiempo y a casi un año de este cambio, se están terminando de cerrar los huecos de personalidad que me paralizaban.
Los veintitrés arrancan la ruta a tiempo. Necesitaba salir del loco para poder volar como mariposa.

miércoles, 23 de junio de 2010

Movimiento


Los azules caen. El cielo despliega sus diamantes de rosas.
La dama de blanco espera en el altar.
Los jazmines retuercen su aroma por el pasto.

Colores.
Colores intensos que circulan mudos. Una pierna se dispara.
El movimiento surge.
Allí la danza que combina su fusión eterna.

Tiembla el cielo.

A piaccere


Hoy, hace 23 años que nací. Sé que no vine a este mundo en las mejores condiciones existenciales, pero con el paso del tiempo entiendo que ninguna cosa es mejor o peor si no se toma en cuenta el objetivo. Me refiero a que de alguna manera, todos nos encargamos de mejorar y hacer circular nuestro destino a gusto propio. Quizás la vida nos imponga condiciones que a simple vista son irreversibles, pero todo tiene solución. No es que tener un año más me haya convertido en una optimista oradora, pero estoy tratando de aceptar que algunas cosas se dan por el simple hecho de ser, nada más. Lo que se pueda se cambiará, lo que no ha perdido su importancia ya.

martes, 22 de junio de 2010

Lluvia

Desde la lluvia se disparan los besos. Extiendo mi lengua por tu boca en círculos, tus labios apenas entre abiertos parecen inmóviles. Mis manos no tardan en llegar a tu cuello, aprieto tus cachetes hacia mí. Beso tus mejillas, tus párpados, tu nariz.
No hay distancia entre nosotros que pueda quedar intacta. Nuestra piel ocupa todas las fibras de sentimiento en cada beso. Me aproximo a mirarte. Se empañan los vidrios.
Estalla la tormenta.

Reparar


Claro que es más fácil resignarse. Y dejar de intentar en vano, dejar de soportar ciertas agonías inútiles por nada. Olvidar de golpe las cosas horribles que nos llevan a pelear. No tener memoria a veces, para no recordar nada de lo malo ni lo grave de nosotros mismos.
Pero eso no sucede. Se recuerda, se piensa. Duele.
El silencio interno, la búsqueda, la fe.
Hay un momento íntimo para reparar todo, para silenciar, para reparar las heridas de cada dolor, para permitirnos salir de este momento.
Todo pasa. Todo llega.

Candado


Esperaba verte, tal vez un rato o dos.
La distancia me fatiga, a veces pienso que es mejor que no hablemos nunca más y dejemos que esto pase como todo aquello que se deja olvidar.
Los ojos revueltos de la última vez, el tacto inútil del perdón. Todas las llaves esperando abrir un corazón-candado que se cerró desde hace siglos.
El tiempo puede desvanecer el pasado pero el presente siempre atará una condena.
Las manos dirán más que este adiós.

sábado, 19 de junio de 2010

A pique / flote.

Es que todo en un momento, se vino a pique.
Que no sirviera de nada el esfuerzo.
La productora dejó de ser un proyecto.
Repetir el año por una materia.
Quedar sin mis compañeros de siempre.
Encontrarme sola en el medio de la nada de un curso extraño.
Mi vieja.
La separación.
Mis miedos.
Y todo fue mermando con tu presencia. Y los miedos fueron menos, y el cariño fue más. Y todo tiene otro color por el simple motivo de tu compañía. Y nada me alivia más que tu abrazo.

Rearmar

Estaba nerviosa. Encendí un cigarrillo y me puse a pensar.
Quizás me faltaba convicción, quizás estaba equivocada. Pero de algo estaba segura, me gusta.
No se puede ser perfectos, ni pretender todo.
Algunas cosas cambian para no cambiar jamás y es ahí cuando tenemos que empujar la soga y rearmar el juego como sea.
Todo no se puede.
Pero todo también llega, alguna vez, algún día.

Karma

Hay momentos-que son milésimas de segundos- en los que me veo mejor debajo de la tierra.
En los que pienso para qué de todo esto? para que arrastrar este karma inmundo que no me deja crecer ni ser feliz? para qué la frustración? para qué me empeño en progresar si al fin y al cabo nací para fracasar? de qué importan mis ganas, si basta un minuto de una palabra u opinión de alguien para opacarme? de que vale mi trabajo si nadie lo ve en el fondo? de que sirve que me tilden de "hormiguita" si a la hora de decidir me bajan el pulgar? de que sirve lo que hago? cómo puedo ser feliz en la frustración? por qué me pongo tan nerviosa cuando pasa esto? de qué manera puedo salir de esta insatisfacción sin viajar a otra ciudad y olvidar? cómo? de qué forma? para qué? cuál es la mejor manera?
Tildan mis sueños.
Tildan mis capacidades. Y yo me siento incapaz de todo, en un mundo oscuro y lleno de mierda.
Todas esas preguntas pasan en una milésima de segundo. Después, todo vuelve a estar bien.

jueves, 17 de junio de 2010

La señora del octavo

¿Cómo será la vida de una persona que no tiene nada que hacer?
La señora del octavo, no sólo es la presidenta del consorcio, sino que también es una chusma. Se pasa la mayoría de las horas observando por su ventana qué hacemos los demás.
No conforme con eso, avanza como una coche de carrera por los pasillos, (piso por piso) en la pesca de algún vecino infraganti.
No contenta con eso solamente, se pasa desde las 8 hasta las 11 y luego desde las 15 hasta las 19 o 20 en la puerta del edificio para comentar con alguna otra señora a fin a sus inquietudes, lo que al mediodía almorzaron los del quinto C, qué la señora del sexto discutió a los gritos con el marido por unas compras, o que nosotros (los rebeldes del noveno), sacamos la basura no muy bien atada.
Me pregunto entonces, cómo será la vida de una persona que no tiene nada que hacer. Viéndola, me dí cuenta como es.

miércoles, 16 de junio de 2010

Desayuno a)

En la merienda y el desayuno pongo empeño. Me siento a leer mientras unto una tostada o galletita e agua con queso (blanco o fresco). Miro las web de los diarios, escucho música, busco cosas que me interesan, anoto, miro este blog y los que sigo.
En el desayuno, pienso en cualquier cosa menos en las que tengo que hacer para el día, por eso en la merienda recuerdo todo lo que olvidé que tenía pendiente. Menos, claro, de escribir aquí, de seguir con mi lectura, de besar a mi novio.
De todo lo demás, me olvido.

Otoño


Una luz.
Una luz esperanzada en el oeste.
La llave de los labios de tu risa se fundió.

Un instante más, la copa giró por el piso.
El vino del perfume de los árboles humedeció mis mejillas.
El barco se fue temprano y los cisnes danzaron hasta agotar los pies.

Las pocas hojas que solté de mis manos se aferraron al piso.
La tierra seca del otoño las recibió.
Un eterno metal en las manos, las cobijó de nuevo.
Amarillentas, manchadas y plagadas de vos.

martes, 15 de junio de 2010

Amarillo alquitrán


Alquimia de alquitrán,
polvo en la mancha de mis ojos,
café. Aroma y tiempo de sol.

Destellos.
Lluvia de capullos en el cielo.
Cristal amarillo que recauda la luz del presente.
Puente. Eterno puente de plata.
Los dedos de la piel vuelven a ser dagas de amor inmenso.

El destino se afirma.
Los besos se disparan.
La sed avanza.


Dedicado a A. Pizarnik

Usted

Usted es el epicentro mismo de mi vida
el resultado más exacto de mi felicidad.

En usted se deslizan todos los cables invisibles de locura y amor que se desprenden de mi corazón,
y se estacan firmes en los besos que nos damos.

Su perfume manifiesta la sed de mis manos,
su manera de ser, termina de convencerme
y entre todos los males del mundo y de mí,
su risa, es por fin mi risa.

Usted acompaña mejor que nadie mis corazonadas,
atiende con empeño mis delirios y simboliza el mayor poder de atracción de mis relatos.

Usted es usted, por eso yo puedo ser yo.


A mi amor, a él se lo dedico.

lunes, 14 de junio de 2010

Adiós de marfil


Me desprendí de toda moral
el cuento de blanca nieves esta noche no vendría mal
un par de gotas de amor, una copa más
el hombre estaba tendido y mi tentación abominable

Como la espina de marfil
sentado sobre su catre de seda
unas cuantas maneras de decirle adiós bastarían
y el susurro de nosotros se va por la vereda

Una botella rota en la esquina
un par de tequilas en mi haber
una dosis perfecta del jugo de tu ruina
y la prisa de los dos por encontrarnos sin saber

Después de los besos
la razón que me demora es despedirme
no se parte el destello de un abrazo, ni se firma la frialdad con tus besos
adiós, despierta te saludo
adiós, triste desamparo, tengo ganas de cubrirme de tu ausencia

jueves, 10 de junio de 2010

Nicolás

Aprendí a ser fiel, sólo por vos
a entender que de nada sirve hacerme mala sangre por el pasado
a reírme más de mí y a compartir las risas
Aprendí a no callarme y ser siempre sincera, sólo por vos
a descubrir cosas nuevas y mirar las viejas con otra mirada
a entrar en los detalles de todo y salir de lo superficial
Aprendí a ser menos egoísta, sólo por vos
a aceptar de a poco que mi autoestima tiene que ser otra
a entender que valgo la pena y que soy importante
Aprendí a amar y a tener un amor sano, sólo por vos
a respetar nuestra relación ante todo,
a darme cuenta que no era yo el problema en la intimidad
Aprendí a desnudarnos de todas las maneras posibles
a sentirme bien siendo como soy sin que nadie-ni vos- me pidan cambiar
a pedir con piel lo que tengo ganas y ponernos a jugar
Aprendí muchas cosas de vos y de nuestros siete meses juntos.
me haces feliz por como sos y somos, por tus besos y abrazos hermosos, por tu mirada sincera, por tu contención y tu ánimo siempre atento hacia mí, por la forma de ser que tenes y sobre todo conmigo, por tu paciencia y tus mimos, por tus caprichos y enojos que son los míos y porque por fin alguien me hace sentir inmensamente feliz, viva y especial.
TE AMO, MI AMOR!!

Brillo

Locura es estar ausente
humo es todo lo que queda
de mí en la página que no hay
cae al suelo mi figura
y libre de mí se mueve
el papel de pura ausencia.

Enrique Bunbury

miércoles, 9 de junio de 2010

Verde.


El verde delata una esperanza ilusoria. Su color repercute en los vidrios de una manera rara. El espejo con venecitas, naturalmente opacas pero verdes. Las manzanas, todas mordidas por la bronca al pasto de los besos. El césped y las uvas aterciopeladas que viajan a kilómetros y kilómetros de luz sin sentido. Verde. Muerte verdosa del sauce llorón que se desgrana entre charcos de barro tratando de resistir la última tempestad del invierno.

El resto


No puedo hacerme cargo del desencantamiento de todos y menos, del mundo.
Algunas personas reclaman posición desde lugares imaginarios. Si realmente fueran parte de mi entorno real, estaría allí, como siempre (o como trato de estarlo) incondicional.
Pero, no puedo ni voy a hacerme cargo del resto y del delirio ajeno.
Todo no se puede y yo elijo mis problemas, alegrías y felicidades como míos, el resto, es el resto.

Mar


Volví, sin poder llegar.
No había más que arena en mis pies y unos cordones flojos de tanto apretarme los tobillos.
El aire del mar bañó mis dedos hasta acercarme adentro de su envoltura. Un minuto antes, había suplicado no mojarme ni mancharme de la lluvia. El sol entre cortado protegió mis manos y mis ojos. El sendero cuesta abajo de las rocas, el silencio eterno del agua y la ruta que jamás volverá a marcarse.
La libertad pareciera ser esto.

lunes, 7 de junio de 2010

Danza II


Los pies circulan por la madera. Se quiebran y estiran por la lealtad a la danza. La rutina del cuerpo choca en hemisferios eternos de números y compases. El saludo al sol finaliza un encuentro. Cada fibra y extensión de piel se aproxima más al final. La apertura desliza fantasías de colores. La luz culmina. La manos y las piernas se cierran para abrirse la próxima vez.

Intensidad


No puedo pensar en grandes dimensiones. Ya el tiempo ha cambiado su forma. Los relojes se derriten como en los cuadros de Dalí para jactarse del pasado. La memoria persiste en otras cosas. Aunque el pintor español estaba en lo correcto. El paraíso del instante, en todos los instantes. Ya no importa cuánto tiempo, ni su longevidad. Lo que realmente importa es la intensidad de lo que pase en ese tiempo.


La imagen es "La persistencia de la memoria" cuadro de Salvador Dalí.

El momento

El momento es crucial. Estoy por redireccionar el timón de mi barco.
Este domingo vimos el río, y entre risas y mimos en el camarote, pensaba. Ver el agua me alivia.
La música clásica esta mañana, imita el sentido de circulación en mi mente, casi me define. Pienso.
Estoy por redireccionar el timón de mi barco. El momento es crucial.

Evitar


De la manera que sea, tenía que evitar el pasado. Un solo pie mal ubicado y estaría firmando su regreso. Medio boleto ya estaba comprado y el miedo de volver o de quedarse era igual de intenso.
Ella pensó en el reciente pasado, en la figura de aquel hombre con el que estuvo casi nueve años. ¿Se podía disparar de un día para otro toda la historia?, ¿en qué momento empezó a ser así aquello que antes fue amor?. Un suspiro, terminó su copa y se acostó. "Evitar el mal y pensar en mí, pensar en mí, pensar", escuchó en su mente al dormirse.

sábado, 5 de junio de 2010

De la Cruz a Dalí

En Diario de un Genio, escrito por Salvador Dalí con notas e intimidades que comprenden los años 1952 a 1964, el excéntrico pintor hace referencia a su deslumbramiento por los poemas de San Juan de la Cruz. Además, Dalí explica que sólo conocía la poesía que le recitaba su amigo y compañero García Lorca, por lo que leer otros textos como el que abajo agrego, le resultó místico y dotado de novedad. Dejo un fragmento breve pero sintético de San Juan de la Cruz

El que de amor adolesce
de el divino ser tocado
tiene el gusto tan trocado
que a los gustos desfallece
como el que con calentura
fastidia el manjar que ve
y apetece un no sé qué
que se halla por ventura.

Inocente


Allí esta la pija. Como un elemento eternamente irremplazable. Súbito, mortal. Moral del amor al vigor masculino.
Venas enardecidas que cometen la simpatía de endulzar el relieve.
Contexto duro hasta que ablanda y reposa sedosamente tras el baño de estrellas, tanto que parece un ente muerto e inocente.
Belleza.

viernes, 4 de junio de 2010

Mujeres indescifrables


Ella es profesional, vive con su hermano en un departamento amplio en Congreso, estudia periodismo y por ahora, está soltera.
Lucía tiene 5 años más que Iván. Se cruzaron en una fiesta de un amigo en común. Ella logró conseguir el mail de él para rastrear más información de su interesado.
Finalmente lo rastreó por mail, charlaron algunas veces y Lucía lo apuró para encontrarse. Iván, está entrando a la adultes, no tiene mucho manejo con las mujeres, sus amantes fijas son los libros que apila al lado de su cama, y no se atreve a dormir del todo desnudo por precaución a que su mamá lo encuentre destapado. Le ofreció, sin embargo, encontrarse en una plaza cerca de su casa y agregó: "¿te gusta más el vino, la cerveza o el fernet?". Indignada (pero sin demostrarlo del todo) Lucía le dijo que no, que le parecía muy cómoda su actitud y que prefería un punto neutral. Él accedió y ella aún, horas después está pensando la respuesta.
Tampoco la entusiasmo el abogado cuarentón, ni su colega en el trabajo, ni el compañero de facultad que intentó invitarla a salir.
Finalmente, algunas mujeres resultan indescifrables.

Comprender


Después de moler los relojes. De no saber si volver, si asumir la totalidad de la culpa y pedir perdón, si llamar, y de hacerlo: ¿qué decir?. Finalmente ella se acostó en la cama de su vieja habitación de la infancia. Los ojos no se cerraban hasta que descansaron.
A la mañana siguiente, la rutina diaria la alejaría aún más de él y esta vez para siempre. Finalizado el día, en la soledad de su nuevo departamento comprendió que nunca más volverían a estar juntos. Sonrió aliviada, su vida cambiaría.

jueves, 3 de junio de 2010

Aceptar


De pronto la luz parpadeo. El miraba el foquito esperando algún milagro oportuno. Ella bajó los hombros, se puso derecha y caminó por el pasillo hasta bajar la escalera. Se fueron juntas las almas que alguna vez supieron encontrarse. Después de la pelea un manto de verdad doloroso los invadía.

Eterno egoísmo


Después de los besos pasamos al sillón,
no había rincón de la habitación en el que no hayamos estado.
Jugaste con mi pelo como siempre mientras me repetías lo linda que estaba esa noche.
Pedimos un vino rosado y empezamos a tratar de entender por que estábamos así.
Es innecesario esto, le dije mirando a la pared.
"¿Por qué?", preguntó casi con tono inocente (y yo pensé: ¿tiene que preguntar esta obviedad?)
Me parece que preguntar eso querer pelear, es no aceptar lo que nos pasa-que es nada-, es querer correr el velo del adiós por un rato más, un innecesario rato más de nosotros juntos, es aprovecharte de que ahora sabes todas las miserias que mi corazón dispara por vos, es atropellar una vez más mi estúpido cuerpo por un egoísmo-eterno egoísmo-de tu parte.
"No pienses que es siempre igual, quizás yo cambié, además esta noche la quiero pasar con vos"
La estúpida doncella cayó ante lo que escuchó y ante sus brazos y ya no supo más que hacer.

Salvador



Salvador, que viniste a teñir con pinceles nuestra tierra embarrada
que supiste marcar con esperanza el camino hacia el destino de un mundo fuera del real,
que desde tu epicentro mas intimo nos convertiste a todos en "Dalis" al ver cualquiera de tus obras y nos ofreciste un mundo lleno de realismo y verosimilitud.
Al caballero de Cadaques, de bigotes alargados, mirada almendrada, nariz de rinoceronte y estomago de mariposa, a ese mismo hombre que tanto extraño, contemplo y recuerdo como si lo hubiera conocido.
Ese es su nombre, Salvador que ha salvado las aguas de su difunto hermano y su pellejo de un indomable mandato paternal.
Dalí se diferencio del resto, incluso de sí mismo, para siempre.

miércoles, 2 de junio de 2010

Conversación Nocturna


Simplemente me senté en un bar universitario a tomar una lagrima, para calmar de alguna manera los 38 grados de hoy, que por suerte es uno menos que ayer.
Escuchando una conversación entre una alumna y un profesor, que hablaban de las incentivaciones del periodismo, de como se debe trabajar y de cuales serán los temas a ver, el docente tiene la mala idea de encargarle una tarea, la no muy simpática pasante de Clarin dijo: ni loca, no puedo leer un libro de acá a dos semanas y menos de 100 páginas! Desorbitado, el docente contesto: hace lo que quieras, la tarea es esta y estoy siendo bastante generoso.
Y yo pensaba, pensaba... Que hago acá? De que están hablando?
Acaso la pasante no sabe que toda profesión, motivación, oficio o sencillamente lo que sea conlleva esfuerzo, trabajo, dedicación y empeño?. Acaso cree que todo es color de rosa y además es fácil?
Termine mi lagrima, prefiero seguir con mi lectura.

martes, 1 de junio de 2010

Destinatarios mudos


Los códigos del amor se han desbaratado. La web que me permite subir y formentar mi escritura aniñada, es la misma que reprime los canales de comunicación, aún en su auge de fuerza y persistencia.
Lindos códigos se sostenían en 1920, mediante cartas intensas, se mostraba interés en otra persona sin robarle un beso, sin si quiera rozar la mejilla. No digo que es mejor, sólo que es distinto y que no sé que prefiero, aunque lo sé.
Prefiero un mar de botellas con cartas adentro que me digan "Suyo". Zumbidos de palabras metidas en mi cama, en una fría noche de invierno. Golpes, pequeños golpecitos a los ojos para que vean otras cosas, estímulos de la voz, de la palabra, de la pluma que no divaga y va directo hasta lo intrínsico de mi ser. Prefiero las cartas de Kafka a Milena, prefiero un diario inmenso donde retratar mi vida y la de ellos conmigo. Prefiero la pluma y la verdad antes que buscar el amor en un chat y tener cybersexo con destinatarios mudos de los que no sé ni el color de sus ojos, prefiero, y cuando pienso estas cosas pienso que nací en la época incorrecta.

Remordimiento Póstumo


Cuando duermas, mi bella tenebrosa, en el fondo de un monumento construído, en mármol negro, y no tengas por alcoba y mansión más que una bóveda lluviosa y una fosa profunda; cuando la piedra, oprimiendo tu pecho miedoso y tus flancos que ablanda una molicie encantadora, impida a tu pecho latir y querer y a tus pies seguir su curso aventurero, la tumba, confidente de mi sueño infinito —porque la tumba siempre comprenderá al poeta— durante esas largas noches de las que el sueño, ha sido desterrado, te dirá: "¿De qué te sirve, cortesana imperfecta, no haber conocido lo que lloran los muertos?" —Y el gusano roerá tu piel, como un remordimiento.

Las Flores del Mal . Charles Baudelaire

Soledad repleta


Leyendo notas del diario de Franz Kalfka, entiendo muchas de las soledades que por momentos siento. Disto de su mente y sin embargo me identifico al creer lo mismo que el en que "la soledad es impura". No solo por el deseo irremplazable sino también por la velocidad animal y sanguínea que conduce a quere ir mas allá, de pasar los limites, de no arrepentirnos de nuestras elecciones y de por fin jugar las fichas. Los destellos caen para que los encontremos y podamos iluminarnos porque el cielo es mas que un montón de estrellas.