lunes, 31 de mayo de 2010

Corazón revelde


Leyendo algunos textos del blog, noto que pongo un particular empeño en escribir lo que percibo de ciertos hombres, olvidandome casi por completo del rol que juego o que juegan las mujeres de las historias que cuento.
A veces critico ciertas manipulaciones sin olvidar una parte: era funcional a eso. Tengo que ser menos pretenciosa y aceptar que yo di lugar a algunos juegos, salir definitivamente del papel de víctima y concentrarme en la fatal idea de haber querido jugar así, aún cuando me di cuenta que el juego terminaría mal. Todo esta bien, hasta que esas fichas, ese tablero y esas ganas se convierten en algo más que deseo. Si mi corazón hubiera seguido la frialdad de mi mente, entonces no habría tal problema después, pero, justamente ese fue el problema. Mi corazón que es susceptible a la belleza por definición, un poco histérico, animal e impulsivo: no quiso o no supo jugar más y se embarró hasta la aorta de cariño. Mal, triste y mal su final, cuando se vió roto, pisoteado, llorando balzados de sangre hasta volverse anémico. Triste y pobre corazón que no supo separar los sentimientos de la cama, los abrazos del amor y los besos del olvido.

jueves, 27 de mayo de 2010

Vestigios de optimismo

Hundida en la cama, con los pies cansados de tanto andar,
el esperma derramado en su cara escapa a sus manos fatigadas por complacer a su fugitivo amante
Sus ojos se distraen en silencio, observan lentamente los vestigios de la mesa y el sillón con optimismo.
La noche termina envolviéndolos en un frágil abrazo que saben, más tarde evaporará.
Las luces de la ciudad recaen en el suelo junto a la ropa interior,
un momento más, otro más de placer que se fue junto a los círculos de humo que el tabaco dejó.

miércoles, 26 de mayo de 2010

Resumiendo


A veces me cuestiono porque no estoy simplemente en un barco, sola, leyendo un libro bajo el sol.
Trabajo ocho horas, administro ficheros y fichas en una escuela de danza. Voy a la facultad, escribo algunas notas para mis profesores, escribo notas para mí y también para este blog.
Ya no vivo cerca de mis amigos, me mudé a Palermo y allí vivo en pareja, con el que sé-y siento- es hombre que siempre soñé. Mi familia perdió un lazo enorme al fallecer mi mamá hace un tiempo. Mis primos y tíos están en España, mis tías abuelas ya están ancianas en un asilo. Mi hermana está en pareja hace años y pronto se mudará.
Leo libros, todos los que puedo. Mi color preferido es el violeta. Me identifico con Tato Bores, Niní Marshal y Chaplin. Tengo amigos irremplazables que siempre estuvieron y están. Me gusta comer carne, sobre todo el asado. Salir a caminar de noche también es un buen plan. Contemplar el mar o el río durante horas me es terapéutico y necesario. Escucho canciones que canto con verdadera pasión y cada tanto hago mini acústicos solistas y en soledad. Reflexiono por inercia mirando el color amarillo, me despierta muchos pensamientos y me concentra la fuerza de ese color. Las pinturas me atraen por estética y les voy buscando un sentido. Me gusta leer biografías de ciertos autores y me interesa la psiocología y sociología. Me gusta dormir desnuda, me baño durante la noche, la ducha no me despavila y duermo mejor. Tomo mate y café, té solamente de vainilla, menta peperina o manzanilla. Adoro el francés y todo lo que viene de allí. Me encantan mis ojos y mi piel. Planeo y planifico cosas todo el tiempo. Sueño con que llege el momento de dar el sí en un umbral de rosas blancas. Amo profundamente a Felipe Jacinito Salvador Dalí Domenech. El surrealismo es un gran motor en mi vida. La escritura diaria la mantengo fija hace un año, aunque desde los 12 años que escribo. Cumplo años en Junio. Me gusta el chocolate y las frutillas. El sexo por amor, por sexo, por elevación, egoísmo, piel, química, misterio, o lo que sea: me encanta. Disfruto del cine, de la danza clásica y del jazz, de cantar y bailar, pero mi gran sueño desde pequeña es ser actriz.

Trapecista de cabaret

Ella maquillaba sus ojeras para poder seguir de pie, la piel estaba seca y los labios bien colorados.
Se tambaleaba en los tacos como una trapacista del deseo,
los labios se le impregnaban de sucios tragos ajenos,
la dama del quinto piso, sabía que debía esperar la paga
No se endiosa ningún hombre si no es por dinero, pensaba mientras hacía su trabajo
mientras, respondía algunas pocas cosas con la cabeza y las manos ocupadas.
Se desprendía poco a poco, el velo invisible de la espera, el tiempo pasó de golpe y por fin acabó su encierro hasta que llegue la próxima víctima.

lunes, 24 de mayo de 2010

Inercia

Es por inercia que sonrei, por la misma inercia que me acerque a vos.
Detestada manera de proyectarnos, algo innecesario pero funcional para mi pasado masoquista.
Dejo atrás el pasado y sonrió con motivos reales

viernes, 21 de mayo de 2010

El luto sigue de luto


A principios de junio de 2009 hubo una historia que publico por que el día se parecía mucho al de hoy. A casi un año, el luto sigue de luto.


Con el último suspiro arremetí mi alma a la exposición
Entre látigos y penas, pronunciaste la verdad y hubo alivio y desolación
Partimos.
Partiste. Fundamentalmente partiste de mí. Y me alivia.
Y me alegra no haberme equivocado, no haberme jugado por vos completamente, nunca.
El error, el equívoco, hubiera quebrado mi ego al máximo dolor.
Sólo sé que hice lo poco que podía hacer. Lo que estaba a mi alcance y haberte dicho concretamente lo que me pasaba fue un alivio. No me arrepiento de lo que dije, pero sí de haber sido vos quien recibió mis halagos. No merecés de mí.
No merecés un segundo de mí. Y poco a poco, veré como tu estructura que tanto “admiré” y me “deslumbró”, no es más que cartón que al mojarse con el agua, se vuelve inverosímil.
Veremos cómo será la próxima vez que te vea a los ojos, si es que eso se da algún día. Veré que sucede con mi llanto que por ahora está en pausa, “casi” muerto.
Veré que pasa con lo que “siento” porque tu desprecio fue tan grande, que no me imagino riéndome de lo que ayer me hizo reir. Y si lo hago, no olvidemos que son frivolidades.
Jamás volveré a estar atenta de tu salud, a tu vida, a tus problemas.
Nunca más me volverá a conmover tu falta de sensibilidad, tus habilidades íntimas, tu cautela al besarme. Ya no.
No voy a regalarte un solo beso más. No voy a pedirte nunca más ¡dale, encontremonos!.
No voy a ser más parte de tu risa hipócrita, ni me va a interesar más tu cumpleaños, o simplemente nada que me cuentes. O mis favores hacia vos. No me va a importar más tu familia, ni tu barrio, ni tu perro, ni tus amigos. Aunque quizás tus amigos sí, ya que en principio no tienen la culpa de tenerte como amigo.
No voy a pedirte más que estés en el mismo lugar que yo. Ni voy a llamarte si veo que no llegaste. Ni voy a esperarte para irme y alcanzarte. Ni voy a compartir una cerveza, una anécdota, una noche. Porque como dije antes, tu desprecio fue tal que quemaste mi ego para siempre y por suerte.
Que te vayas me alivia. No me olvido.
Y no soy rencorosa, voy a poder saludarte en la mejilla. Pero nada va a permitir que me vuelva a humillar ante vos. Ni un beso, ni un abrazo, ni un te quiero más.
Hay un bache inmenso en el medio de mi ego y de mi corazón.
Supiste utilizarme. Supiste bastarte de mí cuando te era útil. Pobre la mujer que está con vos, y las que estén…no sabrán jamás que las usaste? O tendrán mejor suerte que yo y se darán cuenta antes de estar demasiado ahuecadas por tu “truco”?. Tampoco es problema mío ese.
En fin, redondeando. Gracias por tu fatal sinceridad, por no importarte si quiera si me angustio saber la verdad, o si me afectó en algo. Gracias por que nunca me quisiste. Gracias por evadirme, por rechazarme sin diplomacia, por burlarte una vez más de mi “sin intenciones” y por preservar la amistad ante todo, como dijiste ya dos veces. Ah! Y gracias, muchas gracias por tu tiempo… esas fueron mis últimas palabras hacia vos.
El mío, por suerte, está en buen camino. Un peso menos te diré. Así te llamarás por siempre. Un puto peso menos que se perdió para siempre.
Un solo momento de risa, por 500 de agonía. Gracias.
Felicidades hipócrita, haz llegado a dolerme en la memoria, una vez más.

GRACIAS POR OLVIDAR, LO QUE NUNCA TE DÍ

Bicentenario de a dos


Lloverá hasta el martes, vi en el pronóstico de hoy.
Y me puse a pensar que lo que mejor se puede hacer es acurrucarse entre las sábanas con (en mi caso) la persona que amo. Y en el caso de otros del amante, marido, novio o amiguito.
Cualquier excusa es buena para acurrucarse en la cama con alguien, y estos cuatro días de lluvia parecen ser el mejor motivo.

Patriotas del bicentenario

Lloverá hasta el martes, en el pronóstico de hoy.
Y me preguntaba qué harán con los festejos del bendito bicentenario.
De pronto, todos somos patriotas y queremos decorar nuestro lugar de trabajo, comprar escarapelas o participar de las que darán en distintos puntos de la ciudad, claro, en capital.
De pronto, todos amamos la Argentina y buscaremos la mejor receta de locro o pastelitos.
Y la hipocrecía de la que me encargue esta semana se traslada a todo el país en un segundo, como un contagio permanente de amor por la patria que ni en el mínimo gesto conciencia ciudadana se trasluce en las calles, aplastadas de papeles que los patriotas tiramos en el piso.

miércoles, 19 de mayo de 2010

Los hombres hipócritas


Aquellos hombres que opacan se jactan en silencio del mal que hacen.
Se mueven perversamente sobre el ambiente como verdaderos camaleones sin destino. No se permiten reivindicar la imagen, o al menos la proyección de ellos. Prefieren el silencio eterno, la risa boba. La hipocrecía no reconoce géneros y sin embargo el sexo opuesto (cualquiera sea) practica meticulosamente cierta maldad, en mi caso, por "fuerza" machista y masculina.
Los hombres hipócritas, astutos y mentirosos del pasado, asisten críticamente al presente para exponer con maldad la vida de cualquiera.

martes, 18 de mayo de 2010

Los peores hombres


Entiendo, pero me cuestiono cosas que los demás me hacen.
No puedo dar ejemplos, porque claramente muchos se sentirían afectados y la idea no es generar discusiones a través de este espacio, además no busco confrontar sino, lo hubiera hecho personalmente.
Trato de explicarme por qué algunas personas se empeñan fervorosamente en hacerme sentir mal. En generarme casi un sentimiento de culpa, en hacerme creer que estoy desubicada, de hacerme pensar que no estoy haciendo lo correcto. Me remito a mí y entiendo algunos errores que cometí, sin embargo no es motivo para que las armas se alinean y apunten sin piedad.
No es motivo, tampoco para hacerme notar-incluso ante otras personas- lo plenamente equivocada, mal y desencajada que estoy, al borde de exponerme al ridículo.
No se puede, bajo ningún punto permitir que nadie se aproveche del "poder" que por alguna circunstancia se pueda tener tener sobre el otro (como relación de jefe-empleado / docente/alumno). La gente que hace eso se burla, castiga y opaca con soberbia la falta de luz en un mal momento de alguien, de aquellos que niegan ver como "los demás"(pero lo son). La bronca aumenta y más bronca me da cuando el discurso permanente de estos hombres oscila entre la moral, los fragmentos ideológicos y filosóficos de los sentimientos, de la vida, de la muerte, de lo profundos que deberíamos ser los seres humanos, de la generación de cada uno, etc. Cuando hacen bandera y todo el tiempo se debaten entre lo mal o bien que estamos haciendo en nuestro tiempo, de nuestros deseos o ideas y esos, esos son los peores hombres.

lunes, 17 de mayo de 2010

Luz eterna

Me había obnubilado con su cuerpo, incluso asumí mi excitación un segundo después del primer beso.
El desfile de neuronas circuló por mi cuerpo hasta hacer incontenible cualquier argumento razonable. Ya no podía pensar más, estaba atada simplemente a la inersia de las msnos.
Un beso en el cuello luego de un cigarro y me dijo "sos increíble nenita". Sonreí como si fuera la primera vez entre tímida y sonrojada. Un espasmo giró en mis labios, la llama de la luz fué eterna.

No tan distintos, pero el si


Hoy Luca Prodan cumpliría 57 años, años en los que quizás hubieramos disfrutado más delicias en los oídos como "Estallando desde el océano", "El ojo blindado " o "Banderitas y globos".
Pero con Luca pasó lo que pasa con los grandes, se fue y muy jóven...
Su vida siempre estuvo marcada por momentos excéntricos: nació en medio de una ópera en Roma, vió morir a su hermana por la Heroína, vivió los delirios de la droga, el alcohol y la noche de Europa y Buenos Aires. Se radicó en Argentina durante los 80 y con sus vecinos (Daffuncio y Sokol) formó una banda: a la que más tarde se unió Arnedo, Troglio, Petinatto y Mollo. El primer recital fue en el palomar, en el oeste, zona donde eligieron además tener su sala de ensayo que fué en una casa de Hurlinghan. Tocaron y fueron repudiados durante la guerra de Malvinas en el 82, ya que muchas canciones eran en inglés y en Buens Aires no eran bien recibido nada que viniera de Inglaterra. Tocaron en varios lugares under de capital y gran buenos aires y finalmente el último show fue el 20 de diciembre del 87.
Sus ex compañeros en algún reportaje contaron que esa noche, momentos antes de interpretar una poderosa versión de Fuck you, Luca dijo: "ahí va la última" y así fue. Dos días después
con tan sólo 34 años fué encontrado muerto en el barrio porteño de Montserrat. Allí quedó un legado inmenso de ideas, sonidos nuevos que acá no se conocían, música y una filosofía latente para los que escuchamos esos discos de SUMO.
Quedan en la memoria la voz viva y el recuerdo gigante de un tipo verdaderamente distinto.

El arte del movimiento






Dispuesta a contradecir


No puedo coincidir, no puedo reventar de simpatía los carteles invisibles de la hipocrecía.
No puedo contradecir mis pensamientos. Ir aún más lejos y decir lo que mi mente no piensa, "caer" simpática por el simple hecho de que así "tiene" que ser.
Debo ir contra la corriente (y aunque no quiera, voy). Soy tan hipócrita como todos aunque quizás un poco menos al no complacer a los demás en todo, al no responder lo que quieren oír, al no agachar la cabeza ante una idea que me otorgan y no es. Mantengo mis ideales y mis fundamentos en orden, no me corrompo, no me dejo sobornar por lo fácil.
No puedo con mi genio, con mis ganas de decir, con aquella necesidad que tuve de niña de enfrentar si me atacan, de sostener mis argumentos pese a todo (aunque esto cueste muchas peleas, incomodidades, caras insoportables). El precio de de la verdad es altísimo, pero estoy dispuesta a pagar y comprar esa realidad y no otra.

viernes, 14 de mayo de 2010

Bebieron de las piernas del olvido


Hay hombres sin memoria, hombres que prefieren elegir la ignorancia antes que el olvido.
Esos que descorchan cualquier lujo en una noche y luego ni recuerdan el nombre de las piernas que bebieron.
Atentos al detalle morboso, perdiendo el sentido de compaciencia. Eligiendo el egoísmo antes que la mixtura de piel, antes que el desahogo del cuerpo.
Hombres que pierden en un minuto toda agalla de tiempo y memoria. Que se fatigan en la ansiedad hasta morirse ahorcados por el fuego del corazón.
Bebieron de las piernas del olvido hasta agotar su sed perversa, bebieron de mí y de todas nosotras, estúpidas mujeres.
Hombres que circulan, mendigando, robando e implorando sentimientos muertos.

jueves, 13 de mayo de 2010

Las dos campanas: comunicadores y medios

Involucrarse y ver parcialmente de que manera se imponen los medios o no a una conducta determinada, es hablar del rol comunicacional de la gráfica, la tele y la radio.
Al observar los distintos puntos de vista de los medios que dominan la significación del lenguaje, podemos diferenciar de que manera se construye el sentido de opinión de los comunicadores a los individuos.
La construcción del sentido, pone de manifiesto a la conducta o línea que se destina al consumo de información. Los medios desde su clase, observan parcialidades de la clase a la que no pertenecen, y no representan, sin embargo el lector apela a identificarse con pertenecer a ese medio que consumen.
El mejor ejemplo de esto es La Nación que es consumido por la gente que pertenece a "ese" modelo que vende (clase relativamente alta, con poder adquisitivo importante, gente de campo, con estudios, de barrios tipo palermo, barrio norte, recoleta, olivos, etc) y también a aquellos que quieren pertenecer. La Nación entonces, construye significación en "dobles direcciones y sentidos".
Subjetivamente está el punto de "evaluar" que la idea de pertenencia o no moviliza sensaciones individuales como frustración, poder, nivel y de distinta manera: situación social.
Son muchos los valores que se ponen en juego a la hora de elegir entre consumir un medio u otro, la otra parte de esta problemática reside en la honestidad, objetividad y responsabilidad que se debata en la intimidad del redactor y su computadora.
Quedan entonces abiertas y en juego las dos campanas que suenan en un mismo planteo.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Lo que hacemos


Somos lo que hacemos, leí por ahí en un viejo cuaderno mío.
Y pensando en esa idea entendí que cierta es, somos lo que le hacemos a los demás y a nosotros mismos y no hay escapatoria de eso. Para bien o para mal, nuestras acciones juegan a favor o en contra nuestro.
De alguna manera, esto es lo que esperamos en los demás, que sea o no de una determinada forma, que el caudal de espera se acorte con el accionar ajeno, que los deseos por fin fluyan sin la fatiga que supone la ansiedad.

lunes, 10 de mayo de 2010

Edificio


Desde mi balcón veo los edificios como extrañas cosas, como si no hubiera visto nunca aquellas estructuras de cemento.
Pasé mi infancia en este departamento, contagiada de la alegría que mis tías me brindaban.
Hoy, es el refugio de aquellas emociones que se manifestaban mientras aprendía a tocar el piano.
Esta casa que siempre fue templo me mira con ojos de abrigo y me protege de los viejos fantasmas que ya no me asechan más.
La música parpadea a lo lejos, se escucha la campaña de la iglesia. Más allá el crujir de las hojas que el otoño está dejando caer y yo, quieta, sonriendo entre mis sábanas.

viernes, 7 de mayo de 2010

Redes y redes


Hay una imperiosa necesidad de libertad en la palabra. No sólo en los medios está la sensación de censura en la lbiertad de expresión, sino que también está instaurada en la sociedad un dilema de la escritura y la lectura.
"Cuando aburre el facebook, vamos a twitter", me explicó un amigo mío, y ¿luego qué será?, le pregunté y me contestó con un aire de obviedad "y la próxima red social que aparezca Ann". Y me quedé pensando, ¿qué queremos decir con el facebook, twitter o incluso-sin ir más lejos-este blog?
¿Qué libertades nos postergaron y hoy salen a la luz? Quizás estos medios den una cierta libertad de expresión sin aparentes restricciones, pero ¿qué buscamos? ¿para qué? ¿hay algo importante que decir?.Que los demás sepan que "tengo sueño" ¿aporta en algo?
Interrogantes que responderé en mi próximo blog o a través de mi estado en facebook...

jueves, 6 de mayo de 2010

Detestar

El lenguaje (corporal y de palaras) empeora todo el sentido de las cosas. Como me pasa con un antiguo amor que tuve hace un tiempo. Basta sólo con decirnos hola para "mirarnos mal". Esa vieja cuestión de "piel" quedó, pero ahora sólo por lo negativo.
Nos mirábamos con odio al principio de la relación y de tantos sentimientos encontrados en discuciones, puntos de vista distintos, peleas: terminamos cogiendo en la calle como dos perros alzados. Pasaron los años, el invierno y el feliz verano y allí estabamos: sometiéndonos al otro, perpetuando nuestra piel para huir de nosotros mismos por un rato. Pasado el misterio esta piel se convirtió en mezcla de indiferencia y una sola idea: "te detesto".
De la pasión -nunca del amor- al odio, hay un sólo paso.

miércoles, 5 de mayo de 2010

Imposible e inalcanzable


El escritor Franz Kafka, unió en un mismo vínculo dos de sus mayores obsesiones que eran las mujeres y la literatura, las condicionó implícitamente como cosas inalcanzables, imposibles. Escribió en uno de sus diarios: "sólo puedo amar lo que está por encima mío, que no lo puedo alcanzar, Milena es inalcanzable para mí y debo resignarme a ello". En esa frase se sostiene la máxima explosión de la idealización que provoca el género femenino en el autor.
Este carácter inaccesible al que sometió sus obsesiones lo llevó a permanecer frustrado durante sus jóvenes 40 años, momento en el que la muerte lo encontró.
La figura de Kafka representa un enigma en el que coexistía refugiado en sus pilas de libros, escritos y revoluciones literarias que invadían su cabeza.
Una buena forma de tomar su ejemplo es mantener el rigor en lo que nos obsesiona sin caer en la esfera depresiva de lo inalcanzable, y rescatar de aquellas cosas imposibles la esencia de una buena inspiración a la hora de escribir.

Inersia


A algunos se nos cierran los ojos al pensar.
La mirada se refleja en el espejo del otro y pesan las heridas del pasado.
La venda cae, el plomo del cuerpo se sostiene por inercia.
Cuando no se puede más, se puede todo.

martes, 4 de mayo de 2010

Sueño para el invierno 1

a ella...

En el invierno viajaremos en un vagón de tren
con asientos azules.
Seremos felices. Habrá un nido de besos
oculto en los rincones.
Cerrarán sus ojos para no ver los gestos
en las últimas sombras,
esos monstruos huidizos, multitudes oscuras
de demonios y lobos.
Y luego en tu mejilla sentirás un rasguño...
un beso muy pequeño como una araña suave
correrá por tu cuello...
Y me dirás: «¡búscala!», reclinando tu cara
-y tardaremos mucho en hallar esa araña,
por demás indiscreta.


Arthur Rimbaud

Vos.


Hace varias noches que sueño con tu risa, durante el transcurso del día te veo y puedo ver como te sonreís y ese es el mejor instantes.
Tener la suerte de contemplar tu hermosa sonrisa, hace que todo tenga sentido.

Impulso y razón


En la discusión permanente que tiene el corazón y la cabeza, se entre dicen varias y peligrosas realidades que confluyen en un espasmo de ideas y sentimientos.
Es fácil manipular la mente, pero al corazón, jamás.
La metáfora de que late al sentir algo, es realidad. Los impulsos del corazón son casi tan fuertes como los de la cabeza, la única diferencia es corporal. El cuerpo acompaña sólo al corazón y ese impulso va acompañado de manos, ojos, lenguas, etc.
Se puede todo sólo si se quiere, ninguna receta es infalible, ningún remedio es mágico. Todo suma o resta, achica o acelera distancias impenetrables. El proyecto personal de cada uno es proyecto en tanto lo querramos cumplir, sino es una idea sola, sin cuerpo, sin impulso, sin latir.

lunes, 3 de mayo de 2010

Justo medio


De nuevo me puse a pensar sobre la idea de Aristóteles del "justo medio" de las cosas en la que plantea que se deben equilibrar las emociones encontradas para que todo sea agradable (propone a la razón como mediadora). Agrega además que ese mecanismo de pensamiento es la "virtud" que los hombres tenemos para ser felices y explica que la felicidad es no es otra cosa más que la vida conforme a la razón.-
Y un poco de eso hay. Somos virtuosos si sabemos equilibrar males y bienes sin castigar ni lastimar a nadie, y además la felicidad termina resolviéndose con el corazón que con la cabeza y en él también hay razón...
Carpe diem quam minimum credula postero

Radiante hoy


Hoy una profesora de la escuela en la que trabajo me dijo "estás radiante hoy, muy linda" y me quedé pensando en que hoy particularmente me vi como un desastre por las pocas horas que dormí, el viaje largo que hice, etc.
El primer contacto fehaciente de esta mañana fue ella y dijo eso, a partir de ahí empecé a pensar que lo que podemos irradiar muchas veces es el sentimiento interno de lo que llevamos dentro. Mi cara hoy no creo que acompañe demasiado mi alegría, sin embargo otra persona la vio reflejada.
Lo que siento es tan fuerte, que hasta los demás lo perciben y ahí se contempla la felicidad de este momento.

Redireccionar o reafirmar

Una piedra arrojada al río genera tanto impacto como disparar una bala.
La mente se pierde, el objeto se va hasta llegar al objeto deseado.
El ruido y el eco que provoca el sonido advierte que algo ha sucedido, quizás cambiado para siempre.
Contemplar el mar o el río son habitos que desearía tener con regularidad pero no vivo a la costa de ninguna orilla aún. Mirar largo rato el agua, sin pensar en nada más que los objetivos que nos replanteamos, en redireccionar la nave en el sentido deseado o simplemente reafirmar la estadía donde nos encontramos.
Como sea, para lo que sea: el mar o el río relajan.


* La foto fué sacada por mí hace unas horas en el río Uruguay en Federación, Entre Ríos.

domingo, 2 de mayo de 2010

Desasosiego de Pessoa


"Para comprender, me destruí. Comprender es olvidarse de amar. No conozco nada más al mismo tiempo falso y significativo que aquel dicho de Leonardo da Vinci de que no se puede amar u odiar una cosa sino después de haberla comprendido."
(Libro del desasosiego. Fernando Pessoa)