martes, 30 de marzo de 2010

Acto y potencia, impotencia, acto.


Aristotélicamente pensaba en la potencia y el acto. Entre la sumisión de los hechos y la realidad misma. En aquello que se hace para no hacer otra cosa, y la potencia de querer realizar ciertas acciones a cambio de un negocio entre interés y realidad.
En muchas ocasiones, me siento potencialmente capaz para hacer algo, el sueño llega, el sueño cae: impotencia y luego qué? acto.
Lo único que cambia nuestros días y lo que hacemos son nuestros ACTOS. Y allí ya no se puede discutir nada, las palabras se las lleva el viento...
Aún así, sigo pensando que nuestro amigo Aristóteles olvidó el sentido de "impotencia".

Copla en el pecho

y vernos por que decidimos volver
y darnos porque quisimos amar
estrechar nuestras copas como dos hermanos,
siendo que somos como la peste y la paz

Un destello más de cielo entre tus ojos,
un súbito deseo que moribundo va por sus sueños escarchados
entre brizas de humo y de maldad

No se sana de un golpe la copla muerta de mi pecho,
ni el repique de las manos al volar,
no se rompe de un río este silencio
ni se azota más el corazón con ánimo a brillar

Dejás en mi una huella encendida
como apagada la espera de volverte a encontrar
no se tapa de agonía este repique sin juego
se va de una vez y por todas el tren de la verdad

lunes, 29 de marzo de 2010

El permanente escándalo

Como entrelazados, los cuerpos disparan una sed insaciable.Pareciera sin forma, pareciera perpetua.
Se bifurca desde el deseo inmediato, se reprime y se exprime. El deseo tiembla en la palma de la mano hasta agotarse. Una forma más de resistencia al olvido, de no dejar que el tiempo influya en cada acto.
El tiempo pasa, el permanente escandalo de rozarnos nos conmueve, de un momento a otro se pasa del anhelo a la concreción. Pero no se puede todo, hay que elegir. Un segundo después, un momento antes todo vuelve al lugar de origen.
La forma permanece inmóvil, quieta. Sutilmente se abren y se terminan de cerrar los pulsos, el corazón vuelve a su tamaño habitual y así la vida.

* La imagen es un cuadro de Pablo Ruiz Picasso, etapa donde sólo pintaba en colores azules y rosas. Es una etapa previa al Cubismo que luego adoptó y lo relacionó al surrealismo del que tomó su esencia pero agregó movimientos más distorcionados y quizás con mayor fuerza.

sábado, 27 de marzo de 2010

Entre la piel y la verdad

El olfato marcaba la distancia que debíamos tener, ya el cuerpo no se acercaría más a tu abrazo ni a tu encuentro.
El mayor peligro a controlar, serán los ojos que al verte querrán recorrer toda distancia entre tu piel y la mía.
Las manos no jugarán en la boca, en el súbito deseo de encontrarse. Los dedos temblaran los después hasta morderse solos, plenamente solos.
La forma exacta de nuestra mirada se nublará para no volver. Un sedimento eterno abrirá nuestra paciencia, hasta extenderse en un falso abrazo breve.
Entre la piel y la verdad se esconde el presente, ya no se abre el mito por la misma puerta de antes.
Y así es como sueña la piel, así es como deberá ser aunque tu aroma aún busque cautivarme.

Durmientes


Pensando en el día que rápidamente se me está pasando, miraba a mi perra de cuatro meses, Fiona. Ella está duermiendo ahora, en un cómodo sillón blanco que previamente mordió. Tan calmada y tranquila se la ve, y esa es su mayor preocupación: dormir.
La observo detenidamente, Fiona ronca como un humano. Miro a Neyén, mi gato siamés que está absolutamente golpeado y tajeado por las patas brutas de Fiona y placidamente, enroscado en sí mismo, duerme sobre el router de la pc, y esa también es su mayor preocupación.
El espacio inmenso para mi soledad elegida, lleno de música, pleno sol, y yo aquí durmiendome. Y esa es mi mayor preocupación por estos momentos, como me voy a acurrucar sobre mi misma...

Una sombra más


El silencio acomodaba el fuerte temperamento de Lucía.
Tras la huida al país lejano de su encierro mental en la costa, y conmovida por el reciente pasado que quería dejar atrás, decidió escaparse. Por fin encontró el camino que aliviaba las lágrimas, una de las tantas lágrimas que la encontraba sola, sin poder depositar en nadie toda la furia que la sumergía.
Despojada de sus ganas, se fue lejos a buscar aquello que se busca cuando huimos.
La soledad armó su parte. El viaje estaba detenido. Una sombra más, dos besos menos y Lucía partía con arrepentimiento, ya.
El estanque que vio al pasar la concentró en pensarse como una pierda, sola, sin nadie, en el medio de un océano de fuego.

El estanque


Una piedra en un estanque, arrojada al vacío, sola.
Aquella misma piedra se pierde entre el eco que cómodamente se oye en el lugar.
Una persona pasa, observa detenidamente el amplio espacio que tiene esa sola piedra en el agua y sigue su camino.
A unos pocos metros, otro estanque, otra piedra y la misma sensación que nunca acabará.

jueves, 25 de marzo de 2010

¿Cómo leemos?


Con mate en mano empecé a mirar otros blogs. Me sentí desnuda en un momento.
Quizás contenta por encontrar en el mío emociones que son y parecen reales y verosímiles.
Leí tantas boludeces que me puse alegre por lo mío pero también dije: esos blogs parecen muy populares, cosa que el mío no lo es.
Y no reniego para nada de la calidad de mis seguidores y de mis fieles lectores, para nada. Prefiero comentarios llenos de carga (positiva o negativa) antes que leer 5 comentarios que digan: "bien Ann, te felicito".
El fin de la cuestión es, ¿leemos bien cuando leemos?. Recuerdo inmediatamente el primario y el secundario donde la "comprensión de textos" era apenas un rato en la hora de literatura/lengua. Deberíamos dedicarle un tiempo aparte al entendimiento oportuno a la hora de leer, lo que sea, desde un diario, un blog, una revista tipo "cosmopolitan" hasta el mejor de los ensayos de Fiodor Dostoievski.

martes, 23 de marzo de 2010

En la orilla, al borde de...


Hoy además, viajaré por el cuerpo de mi novio.
Circularé su esencia y su belleza, hasta la más ausente de vista.
Voy a subirme en él con el mismo porcentaje de locura de siempre,
con la necesidad perfecta de envolverlo con mis piernas,
con el amor y el deseo que mantienen mi vida en patrimonio de felicidad sin búsqueda constante.
Voy a abrir mi cuerpo hasta devorarlo,
consumiré el néctar divino de su sabia
alejaré la verguenza que a veces hace temblar mis manos
y en silencio inmóvil me convertiré en piel de su demonio.
Hoy, es otra de esas noches de viejos y nuevos amores.
Hoy, se planta otro encuentro de besos sin sal.
Besos que saben a caramelo, besos en la orilla del mar.

Mar de mareo


A veces quisiera no estar más acá, cumpliendo esta rutinaria rutina. Me cuelgo a pensar en dónde estaría si no fuese acá. Seguramente en un parque leyendo un libro, o mirando una película interesante o contemplando el mar mientras escribo. Necesito eso, una hora de soledad absoluta, de calma, de silencio interno.
De salir de este momento que poco me importa vivir, y menos pasarme ocho horas en él.
Hoy voy a despedirme de cosas innecesarias, tiraré basura y recuerdos. Desecharé por siempre los tontos "luegos", hoy algo de todo eso se irá con el mar de mareo en mi cabeza.

"Y nadar mar adentro y no querer salir" - Héroes del Silencio

El desayuno de Judas


En una mágica reunión que por fortuna o desgracia tuve que escuchar, no dejo de sorprenderme del inmenso poder de la idiotez humana.
Dos mujeres se encuentran de casualidad en su lugar de trabajo, una de ellas tiene el cargo más importante en la -digamos- empresa. Una se viste más espléndida que la otra, debe destacarse del personal, claro.
La emperatriz del reino decide solicitar un desayuno, juntas casi cómplices eternas deciden mejor compartir el bello acto de desayunar.
Entre risitas, carcajadas y miraditas compinches se desata una catarata de falsedad prácticamente indescifrable. Ella, la más poderosa, se jacta de su buen humor y su "marido", la otra, menos poderosa pero igualmente detestable acepta gustosa su soletería y su exhausta vida de soltera. Las dos, en un mundo completamente mediocre y artificial piensan de la otra lo peor, sólo que al momento de desayunar se sirven mutuamente el café.

En el lugar menos pensado


En el lugar menos pensado, alli donde jamás pensé llegar y estar. Con la persona que no creía pero deseaba mucho, sin saber que esto sería tan así, sin creer más que en mi interior, en mi deseo plenamente inmenso. Muchas cosas pueden transformarse a lo que uno hace rato espera. La paciencia es una virtud que puede permanecer en nosotros sin levantar sospecha. La calma es otra de las cosas que hacen fundamental la tarea de la espera. Llegó el momento quizás, de analizar.
El tiempo pasado mejoró sin duda la vida presente y el destino está cercado por el profundo y verdadero deseo de ser. Esto es, aquello que siempre soñé y me rodea casi mágicamente como quiero.
El tiempo me dió la razón, la felicidad está en el lugar menos pensado.

sábado, 20 de marzo de 2010

Seducir


Un texto que leí llamado "El periodismo vuelve a contar historias" del escritor y periodista fallecido hace casi dos meses,Tomás Eloy Martínez, alertaba sobre la nueva metodología de los escritores a la hora de convertir en palabras aquello que sustentan los ojos u oídos por otros medios masivos de comunicación como la televisión y la radio.
El escritor intentaba rescatar el espíritu del oficio proponiendo que a la hora de escribir cualquier texto (después de preguntar, de indagar, de refutarnos a nosotros mismos, de pensarlo, etc) intentemos seducir al lector mediante la narración y estoy de acuerdo.
Más allá del interés del interés de los periodistas en rescatar lectores e interesarlos en el análisis de las noticias, y quizás ya no tanto en el eje netamente y puramente informativo, concuerdo con Eloy Martínez en la idea de seducción a través de la narración.
Creo que ningún periodista puede ser muy bueno en el oficio sino es antes o durante, un buen escritor. La lectura y la práctica escrita perfecciona no sólo el estilo, la redacción y la forma del texto, sino también las ideas. Leer aporta un caudal informativo que se aleja de la pirámide invertida, pero se acerca al objetivo de poder informar coherentemente.
Lo que buscan las narraciones a las que estoy aludiendo es que el lector identifique los destinos ajenos con su propio destino. Que se diga: a mí también puede pasarme esto. Hegel primero, y después Borges, escribieron que la suerte de un hombre resume, en ciertos momentos esenciales, la suerte de todos los hombres. Esa es la gran lección que están aprendiendo los periódicos en este comienzo de siglo”, definía así el periodista sobre como debemos encarar los nuevos tiempos de la información.
Alerto esto en mi blog también, seducir mediante la narración, o como se llama esta web: MOTIVAR EL RELATO. Motivar la vida, la escritura, el tiempo que vivimos despiertos. Motivar lo que leemos, motivar!
Dejo abierto el interrogante para pensar en cómo, para qué, de qué forma...

En el muelle


La constante disputa del deber y del deseo. De la necesidad como anhelo y las posibilidades concretas de lograrlo. De lo que se posterga y lo que se reprime, de la fusión del día y la noche en perfecta conjunción para llegar al encuentro.
Todo lo que irreversiblemente queda atrás y pasa. Todo lo que hacemos y también pasa.
Aquello que los ojos no miran por temor a ver, aquello que miramos y desprendidos aceptamos como es. En el muelle del aburrimiento, en la espera eterna de cosas inexistentes, en el ahogo en el vaso de agua, en todo eso que intentamos romper constantemente. Y de última para eso también esta la ficción sumergida en realidad.

viernes, 19 de marzo de 2010

Cuando hay algo bueno, lo mejor lo supera, y el resto simplemente se olvida.

El aparente


Una de mis inquietudes respecto de él era saber ¿quién creía ser? Por que era dueño del trato tibio y espeso cuando a la vez se ponía tierno y poco sutil. ¿Porque era tan cambiante? me preguntaba en voz baja, casi muda.
El hombre aparenta realidades y las ficciones que no son, están debatiéndose constantemente.
No se puede sostener así una hipótesis, no se puede creer en algo tan efímero y transeúnte.
Sin embargo, el fuego del cariño siempre está, siempre.

miércoles, 17 de marzo de 2010

La verdad y lo que decimos

La falta de criterio a la hora de decir la verdad me enferma. Algunas personas se encargan de tapar minuiciosamente lo real, con un velo imundo de mentira y obviedad. La traición es imperdonable, pero peor es la traición oculta en sistemáticas mentiras. ¿Cómo hacer para dirigir mejor las crudas verdades? Allí es donde reside el problema, quiero creer.
La verdad y lo que decimos tiene múltiples interpretaciones y variantes.
¿Cómo le digo a mi mejor amiga que me gusta el mismo chico que a ella? ¿Como le explico a mi mujer que estuve con otras mujeres porque sentía la necesidad de hacerlo, pero, que pese a eso la sigo queriendo? ¿Cómo reaccionará mi marido si le digo que no tengo más ganas de estar con él?. Las respuestas serían fulminantes, tanto como las preguntas. Ahí está el miedo, mezclado con falta de madurez y mucha maldad. Decir la verdad acorta las distancias, quita peso de la espalda, alivia...para bien o para mal. Decir la verdad verifica nuestra alma y la deja en paz.

martes, 16 de marzo de 2010

De dos años inciertos a un lindo Octubre

El momento llegó. La desición la tomé el día que comenzamos.
El tiempo me dio la razón con vos y pude volver a sonreír como nunca antes lo había hecho.
Soy feliz, plenamente.
Entraste a mi vida hace dos años, recuerdo nuestro tiempo juntos como momentos de distención y de risas. El tiempo pasó, nos dimos nuestros primeros besos y sentí que algo estallaba en el pecho. Las calles escondidas, oscuras, fueron testigo de nuestros encuentros. Nadie sospechaba. Siguieron los días, terminó el primer año.
Esperaba un llamado en verano, un "Hola, cómo estás", pero no ocurrió. Tímida, intenté, intenté. Quería cautivarte, que estuvieras ahí, para mí.
Comenzó un nuevo año, y desesperanzada te noté frío, distante, aunque con esa mirada que algo quería decirme.
Me fuí a vivir en pareja tratando de postergar cualquier otra figura masculina. No funcionó. En mayo, junio se reanudó la chispa y creo que desde ese momento no nos importó nada más. En Julio y Agosto permanecimos juntos, impunes, felices. El 21 concretamos lo que tanto deseabamos, buscando en el otro la chispa que ardía en silencio. En septiembre nos volvimos mutuos, y en Octubre eternos. Ahí comenzó todo lo que hace dos años pero ya desde antes necesitaba.
Hoy brillo con tu chispa y con la mía, hoy tu amor es mi felicidad.

lunes, 15 de marzo de 2010

Embarrados

Nada de lo que pudiera reinventar estaría bien. El polvo que se curte con la tierra deja florecer un romance embarrado.
Ya no es cuestión de que ese corazón esté involucrado en mí, sino de lo hipócrita de quien dijera comprenderme, contenerme.
La ficción de cartón vuelve a sorprenderme una vez más y es ahí cuando cierro la última puerta de confianza y oportunidad.
Los silencios otorgan la razón, el tiempo me sabrá responder.

viernes, 12 de marzo de 2010

Ingrato señor M

La ingratitud derribó el vaso. No sólo hice todo lo humanamente posible para hacerte sentir bien siempre, sino que fue y es en vano. No hubo ser humano que me maltratara más y me cuesta entender porque me importaste alguna vez, el abismo que nos separa es tan inmenso...y otras veces lo sentí tan cerca...
El mejor de los errores fue confiar en vos, en lo que endulzaste de tus palabras esporádicas que me hacían creer que podíamos estar juntos. Me enamoré de vos, de tu ausencia, de tu forma, de nuestro tiempo juntos, de lo que eras como individuo, de tu forma de pensar. Me enamoré de lo distinto, de lo que parecías ser, de tus actitudes y tus ganas eternas de desenfrenarnos sexualmente en cualquier lado.
Que ingratitud la tuya, que aún en la distancia y el tiempo, te extiendo mi mano (que nunca te faltó) y la despreciás.
Que tu sonrisa sea serena, que tu río sea calmo...

miércoles, 10 de marzo de 2010

Renegar en vano

Estoy de acuerdo con que hay tantos amores como historias pasadas por nuestra vida. Algunos son refugio, otros son calor, quizás unos pocos son realmente sentidos y la mayoría son sólo momentos.
Estoy de acuerdo hasta con que hay un cierre de las cosas que no son correspondidas, que quizás un amor se termina y al tiempo, o al minuto nace otro amor, otra forma de amar.
Con lo que no estoy de acuerdo, es con renegar del pasado, creer que fue peor, comparar e inevitablemente comprar de mala manera. Son mundos distintos y a eso se debe limitar todo, renegar del pasado como veo, algunos hacen, es renegar de lo que sos también.
Por eso yo ya no lo hago más, y simplemente traté de aprender de mis errores y aciertos del pasado: amores, amistades, ideas, todo.
Renegar en vano es delatar lo inconforme que en verdad se oculta en el hoy, es pretender más de lo menos que tenemos.
No es de hombre ni de persona mal tratar aquello que antes era pedestal.

martes, 9 de marzo de 2010

Enroscados


El deseo es intenso. La calma del cuerpo no existe después del encuentro. La cadera se quiebra y las piernas se agotan hasta extenderse. Las manos aún sudan, los labios perciben el trabajo de los besos. Todo se comporta lentamente. Las ganas continúan pese al descargo. Una llave de luz intensa se abre entre las miradas. Nuestros ojos se conectan de alguna manera inexplicable, los besos vuelven a arder. Dormimos abrazados y enroscados, como si fuera la última vez.

El crepúsculo de los ídolos

“¿Cuál puede ser nuestra única doctrina?. Que al ser humano nadie le da sus propiedades, ni Dios, ni la sociedad, ni sus padres y antepasados, ni él mismo (el sinsentido de esta noción que aquí acabamos de rechazar ha sido enseñado como ‘libertad inteligible’ por Kant, acaso ya también por Platón). Nadie es responsable de existir, de estar hecho de este o de aquel modo, de encontrarse en estas circunstancias, en este ambiente. La fatalidad de su ser no puede ser desligada de la fatalidad de todo lo que fue y será.

El no es la consecuencia de una intención propia, de una voluntad, de una finalidad, con el no se hace el ensayo de alcanzar un ‘ideal de hombre’ o un ‘ideal de felicidad’, o de un ‘ideal de moralidad’, es absurdo querer echar a rodar su ser hacia una finalidad cualquiera. Nosotros hemos inventado el concepto ‘finalidad’: en la realidad falta la finalidad...”

El crepúsculo de los ídolos.

Friedrich Wilhelm Nietzsche

domingo, 7 de marzo de 2010

Hoy


De a poco uno se desprende del pasado sin más carga que el aprendizaje. No somos más esa sombra de los ojos que vimos alguna vez. La guardia baja, el imperio cae pero se convierte en uno aún más fuerte. Los deseos vuelven a convertirse en realidades. Las manos acarician con la verdad. El tiempo presente es el mejor de todos los tiempos por vivir.
El ayer se guarda en un cajón y sigue la cuenta infinita después del cuatro.

sábado, 6 de marzo de 2010

Argumento de realidad


Hay mucha fantasía acartonada. Las propagandas, lo que intentan difundir ciertos programas por televisión, lo que dicen algunos diarios, lo que no decimos nosotros. El pensamiento se ha transformado en una especie de discurso sin sentido ni coherencia, que es peor.
Las palabras vacías, los sentimientos pacatos, el desteñido consciente del "presente", la energía puesta en cualquier lado. La inalcanzable proyección imaginaria hacia el amor, el creer cosas que no son. Sin argumento, la realidad transita.
Todo el cartón, el prejuicio y las dudas son un campo minado de estos días. Estoy cansada de escuchar y leer estupideces, y este blog es una de esas cosas que en algún momento detesto pero amo. Contradictorio, como todo, que siempre tiene dos caras y la fantasía acartonada tiene libertad entre las palabras y los pocos actos que cometemos.

miércoles, 3 de marzo de 2010

La suposición


La suposición presume algún tipo de represión. No se trata de encontrar el misterio de todos, aún conociéndonos a nosotros mismos jamás nos conoceremos del todo, sin embargo en la suposición se presume una idea estándar de lo que nos puedan decir. También se adjudica carácter de verosimilitud a lo que nos respondan.
Siempre que exista la curiosidad existirá la vida permanente. No podemos arriesgar el camino al conocimiento sin presuponer, idear y proyectar.
Todo no se puede, pero debemos acercanos a lo más próximo de cada cosa, aunque esta tarea suponga años y años

martes, 2 de marzo de 2010

El imaginario


Entre lo sutil, lo que se insinúa y lo que es hay una gran distancia que a veces parece muy estrecha. El imaginario personal de cada uno proyecta entre distintos vínculos lazos que son reales y fabricados, allí reside el mayor de los problemas: suponer.
La suposición internamente sostiene un misterio y un mecanismo. El misterio es aquello que se cree o no de algo y el mecanismo es el modo a través del cual se llega al misterio: imaginación, proyección, ganas, inventivo o un simple prejuicio. El imaginario suele ser engañoso y sabe traicionar en silencio.
Todas las conductas que tenemos son por algo, tienen un por qué y hay una trama finita y pesada sobre lo que nos rodea, y como dejamos que nos afecte.
La cuota de realidad está en nuestro interior pero también se trasluce, cuidado.

lunes, 1 de marzo de 2010

ocho, una y quince


Hoy me planteo sobre la conciencia de las cosas. ¿A qué nivel racional y emocional estamos?. Suceden cosas tremendas en el mundo, catástrofes que nos asemejan casi una ficción en la realidad. El stress laboral, la suma de todas las responsabilidades, el dinero que no alcanza, la inflación, la postergación del quiero por el puedo o no. Todo circula para hacernos mover en un eje estructural y estático.
Salgamos de la inmediatez del diario, de lo que pronostican los anuncios en la calle, del marketing, de lo "necesario" para vivir, del terminal estereotipo de ocho horas y una de almuerzo.
La vida es mucho más que eso, y debe ser aún más. Debemos batallar con el ruido que provoca nuestra alma, que casi sin sonido reclama su cuota de placer.
Si es la lectura, la poesía, o hacer nudos marineros, hagamoslo!
No posterguemos más un sueño ni un deseo, la vida es mucho más que ocho horas y una de almuerzo, aún quedan quince para brillar.