jueves, 9 de diciembre de 2010

Noche de sueños

Alborotada, enamorada
con la lluvia a cuestas y el sol por delante.
Una bicicleta me lleva a ninguna parte y un par de besos mudos hay atados al rodar.
Un noche más donde el verdugo aclama su destino,
donde lo que se fue del pasado se hace olvido y me encierro en el colchón de siempre a soñar.
Pesadillas menos, sueños más y el silencio del espejo no me deja mentir.

2 comentarios:

german dijo...

excelente el post me gusto mucho lo poetico y el don de mezclar las palabras tan bien
saludos

Anónimo dijo...

bellisimo!!!!!
cariños!!!!