lunes, 1 de noviembre de 2010

Noviembre Ni

No sé como escribir un suspiro. Sería ridículo escribir "ufff" o "hummm".
No sé en tal caso, como materializar mis suspiros tampoco. Se frunce mi ceño, mi mirada está perdida en un costado, casi siempre en el izquierdo para acompañar la mueca de mi boca.
No sé como escribir un te quiero en esos "TQM" ridículos que algunos vendedores de humo se encargan de escribir por ahí.
No estoy de acuerdo con nada de lo que hice, pero si volvera el tiempo atrás haría lo mismo y aún peor.
Cometería más errores, me caería más veces, lastimaría menos, perdonaría más.
Pero todo eso me parece ridículo, se que nada cambiaría porque sencillamente elegí cada cosa que me pasó e incluso esta.
Yo sabía perfectamente como iba a ser el final, sabía que volvería a transitar un período de mierda para poder llegar a la felicidad que sé, me espera.
Nada es fácil, nadie dijo que fuera fácil y el semáforo en amarillo me espera.
Hoy la suerte esta echada, hoy particularmente hoy.
El nuevo mes anticipa la nueva huída. Aquella misma que me supo escuchar cuando quise escapar, aquella misma que hoy estará a dos horas de mi luz.

No hay comentarios: