viernes, 22 de octubre de 2010

Redes y blogs

De fondo dejo una película en inglés. No entiendo el idioma con la perfección necesaria para comprender sin traducción, pero es lo más relajante de la mañana.
Prendí la computadora, preparé un café con leche y me puse a hacer zaping.
El resultado fué desastroso. Pero en la computadora no encontré mayores novedades.
Leo en Twitter que una mujer que no conozco aclara: "no se a que se deben los rumores pero quiero decir que estoy casada con un hombre maravilloso y nos amamos".
No sé ni quien es, ni como funciona esa página pero es una especie de catársis compulsiva de frases sin sentido de millones de personas. Entiendo que es parecido al Facebook, pero distinto en cuanto a la compulsión, ya que en milesimas de segundos- incluso mientras escribo esto- hubo 7 twitts nuevos que "avisan" que siete personas escribieron algo.
En el Facebook incluso hay un respiro, en Twitter no. Cada dos segundos hay un nueo "twit". Alguien dice algo, otro proclama "por fin es viernes". Alguien se alegra por que Messi hizo muchos goles, otra comenta que no tiene ganas de ir a la escuela y así.
Un mundo de frivolidades se abre sin fin en las redes sociales. Y lo digo en un Blog, justamente...
En un blog que hasta podría verse como un vómito lleno de ideas, sentimientos, locuras...tales como las del Facebook o Twitter. Pero este blog tiene una finalidad. Sirve para proyectar mi lectura, para no aniquilar mis ganas de escribir y sobre todo para mantenerme alerta.

No hay comentarios: