miércoles, 6 de octubre de 2010

Algun día, alguna vez

Alguna vez extrañe tu risa.
Alguna vez te posaste sobre mi boca como una abeja en una flor.
Alguna vez me quisiste y te quise, y dejaste que el silencio nos aceptara mudos.
Alguna vez, ya muy lejana, pediste que te acompañe durante la noche y reclamaste mis brazos junto a tu espalda.
Alguna vez, fingiste amor y te creí y fue allí cuando mi corazón se partió en dos.
Algún día intentarás desafiar mi mirada, mis besos y mi piel,
pero el reloj de alguna vez se convirtió hasta nunca y la piel que no es piel y sólo cicatriza con tu presencia, se volverá veneno para tu miel.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo extrañas, lo se.

Angie Pagnotta dijo...

Anónimo: el final de la frase revela mi único sentimiento hacia ese hombre (que aclaro, no es mi ex)
Saludos!!

Anónimo dijo...

Solo a tu ex tendrias que extrañar? ;)

Angie Pagnotta dijo...

Nunca hablé de extrañar...jeje