martes, 13 de julio de 2010

Pasó


Los ex amantes aseguran estar celosos. No advierten de mi felicidad.
Cuestionan reglas y códigos que ya no corren más. Y les digo "no es como antes" y parece que no entienden.
Uno se lleva la medalla de la impunidad, pero detrás de él hay unos cuantos que siguen peleando el segundo puesto.
Todo no se puede, digo yo en mis conversaciones. Lo que pasó, pasó, agrego como si eso fuera algo relevante. Me piden que vuelva, que pruebe un día más, unas horas, un rato y los más románticos hablan de amanecer. ¿Qué te cuesta?, se preguntan y me cuestionan. Y yo les digo: ahora demasiado, no tengo ni las ganas, ni el tiempo ni la necesidad.
Y cuando alguna de esas patas se cae, ya no miro para atrás.
Lo que pasó, pasó.

No hay comentarios: