miércoles, 7 de julio de 2010

Impenetrable


Lo peor de los después son el antes, de tu alma que apaisada por el tiempo fue convirtiendose en tormenta.
Que de la lluvia que deriva el cielo inquieto de los besos, se desprende este momento oscuro y pálido a la vez.
¿Cómo? desde hace casi nueve meses, este corazón tan ultrajado se ha convertido en un túnel impenetrable.
Que tu sonrisa sea clara, que tu cielo sea sereno, diría Dostoievski.-
Te digo adiós, y adiós para siempre.

No hay comentarios: