lunes, 12 de julio de 2010

Hielo


Releyendo un poema de A. Storni, me quedé con una idea.
Durante la vida vamos recaudando un inmenso caudal de hielo, témpanos, inviernos y frío. En diagnósticos, problemas, malestares que nos pesan en la espalda como toneladas de hierro, y sin embargo, la sola llegada de un amor (no hablo de géneros ni personas concretas), alivia todo, da calor y reconforta. Como si, todo ese hielo se derritiera de golpe o de a poco, pero se derritiera.
Como si el sol, por vez primera y última diera sus mejores rayos y calor a nuestra fría alma. Y eso es el amor, si es.

Foto: propia, sacada ayer.

2 comentarios:

Gabriel dijo...

Coincido con vos en que la vida nos da baldasos de agua fria pero tambien entiendo como decis vos misma: todo pasa y las cosas van pasando con mas alivio cuando un amor o lo que sea nos golpea.
Bien por eso, saludos desde chubut

M dijo...

No se por que me siento aludido....