domingo, 11 de julio de 2010

Huellas pisadas


Gente. Gente que al pasar deja su huella invisible por el camino. Que pregunta, que cuestiona, que dice.
Gente de terciopelo, alucinando el futuro lejos. Esperando el momento de huir y seguir camino, andando. Niños, adolescentes, jóvenes, adultos y ancianos. Todos, caminamos, esperando algo que está ahí, cerquita de la mano. Huellas pisadas del suelo ciego, nudos en los pies del tiempo, convirtiéndose en oro eterno todo el tiempo. ¿Dónde va la gente cuando llueve? dice la vieja canción. Ahí, entonces, caminando, siendo, estando y pidiendo a gritos ser oídos, como yo.

Foto: Propia, sacada esta tarde

1 comentario:

Darío dijo...

lindo relato, me gusta mucho.
saluidos niña