lunes, 26 de julio de 2010

Fusión motivada


El sexo de los dos se fusiona. La piel perfectamente incompleta, los brazos como los de un Dios en su hoguera, quemándose de placer encantador.
Las manos, destilando perfumes inquietos de pliegues incontables.
Se extiende el deseo en la boca. Succión. Acierto y destino inquieto.
Los ojos miran el placer gemir desde abajo, el abismo corporal nos sostiene.
Las pupilas oprimen el beso hasta expandirlo por el cuerpo. Sístole.
El pecho buscando encajar en los pechos. Curvas.
El roce de la piel desnuda en el cuello, se mezclan olores, sensaciones y distancias.
Lo efímero se vuelve eterno, chocan los sexos, eternidad.
Los besos tienen sabor a nosotros. La piel pide estallar.
Se estiran los labios, se reprime un segundo y se expande por la vía láctea todo el caudal de nuestra intimidad.
Besos derramándose, caen felices para siempre.
El sexo de los dos se fusiona. Se comprime. Somos felices en este y todos los segundos que vendrán.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

sumamente sensual tu escritura....me encanto....
espero ver mas de estos relatos, son realmente eroticos...
Beso
Facundo

Mariano dijo...

lindo cuando lo haciamos, era tal cual la descripcion
te quiero

Anónimo dijo...

wooooooooooooow!!!!!
hermoso escrito, super erotico y tierno a la vez
saludossssssssssssss
j.