martes, 1 de junio de 2010

Soledad repleta


Leyendo notas del diario de Franz Kalfka, entiendo muchas de las soledades que por momentos siento. Disto de su mente y sin embargo me identifico al creer lo mismo que el en que "la soledad es impura". No solo por el deseo irremplazable sino también por la velocidad animal y sanguínea que conduce a quere ir mas allá, de pasar los limites, de no arrepentirnos de nuestras elecciones y de por fin jugar las fichas. Los destellos caen para que los encontremos y podamos iluminarnos porque el cielo es mas que un montón de estrellas.

No hay comentarios: