miércoles, 23 de junio de 2010

A piaccere


Hoy, hace 23 años que nací. Sé que no vine a este mundo en las mejores condiciones existenciales, pero con el paso del tiempo entiendo que ninguna cosa es mejor o peor si no se toma en cuenta el objetivo. Me refiero a que de alguna manera, todos nos encargamos de mejorar y hacer circular nuestro destino a gusto propio. Quizás la vida nos imponga condiciones que a simple vista son irreversibles, pero todo tiene solución. No es que tener un año más me haya convertido en una optimista oradora, pero estoy tratando de aceptar que algunas cosas se dan por el simple hecho de ser, nada más. Lo que se pueda se cambiará, lo que no ha perdido su importancia ya.

3 comentarios:

Noesperesnada dijo...

Totalmente de acuerdo y lo bueno de esta reflexión es que puedes hacerla a los veintitrés.
Que la pases bien en este y en todos los días de tu vida.!!!!

Angie Pagnotta dijo...

sí, sigo pensando que el tiempo es un factor fundamental para bien o para mal.
Gracias Alberto por acompañarme hoy y siempre en este camino que emprendo, a través del blog que es un reflejo de mi.
Besos!

Darío dijo...

Feliz cumpleeeeeeeeeeeeeeeee
muy bueno el relato, y muy cierto tambien por cierto
besos desde mar dellll