miércoles, 9 de junio de 2010

El resto


No puedo hacerme cargo del desencantamiento de todos y menos, del mundo.
Algunas personas reclaman posición desde lugares imaginarios. Si realmente fueran parte de mi entorno real, estaría allí, como siempre (o como trato de estarlo) incondicional.
Pero, no puedo ni voy a hacerme cargo del resto y del delirio ajeno.
Todo no se puede y yo elijo mis problemas, alegrías y felicidades como míos, el resto, es el resto.

1 comentario:

Anónimo dijo...

es lo mas sano para el resto del mundo e incluso vos
haces bien procurare seguir tu camino

pablo lopez