miércoles, 19 de mayo de 2010

Los hombres hipócritas


Aquellos hombres que opacan se jactan en silencio del mal que hacen.
Se mueven perversamente sobre el ambiente como verdaderos camaleones sin destino. No se permiten reivindicar la imagen, o al menos la proyección de ellos. Prefieren el silencio eterno, la risa boba. La hipocrecía no reconoce géneros y sin embargo el sexo opuesto (cualquiera sea) practica meticulosamente cierta maldad, en mi caso, por "fuerza" machista y masculina.
Los hombres hipócritas, astutos y mentirosos del pasado, asisten críticamente al presente para exponer con maldad la vida de cualquiera.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

yo fui uno de esos
ya no
M...
. .. .
. . .
. . .
. .
. .
. .
.

Anónimo dijo...

no soy tarado quise hacer un corazon, corazon