lunes, 17 de mayo de 2010

No tan distintos, pero el si


Hoy Luca Prodan cumpliría 57 años, años en los que quizás hubieramos disfrutado más delicias en los oídos como "Estallando desde el océano", "El ojo blindado " o "Banderitas y globos".
Pero con Luca pasó lo que pasa con los grandes, se fue y muy jóven...
Su vida siempre estuvo marcada por momentos excéntricos: nació en medio de una ópera en Roma, vió morir a su hermana por la Heroína, vivió los delirios de la droga, el alcohol y la noche de Europa y Buenos Aires. Se radicó en Argentina durante los 80 y con sus vecinos (Daffuncio y Sokol) formó una banda: a la que más tarde se unió Arnedo, Troglio, Petinatto y Mollo. El primer recital fue en el palomar, en el oeste, zona donde eligieron además tener su sala de ensayo que fué en una casa de Hurlinghan. Tocaron y fueron repudiados durante la guerra de Malvinas en el 82, ya que muchas canciones eran en inglés y en Buens Aires no eran bien recibido nada que viniera de Inglaterra. Tocaron en varios lugares under de capital y gran buenos aires y finalmente el último show fue el 20 de diciembre del 87.
Sus ex compañeros en algún reportaje contaron que esa noche, momentos antes de interpretar una poderosa versión de Fuck you, Luca dijo: "ahí va la última" y así fue. Dos días después
con tan sólo 34 años fué encontrado muerto en el barrio porteño de Montserrat. Allí quedó un legado inmenso de ideas, sonidos nuevos que acá no se conocían, música y una filosofía latente para los que escuchamos esos discos de SUMO.
Quedan en la memoria la voz viva y el recuerdo gigante de un tipo verdaderamente distinto.

1 comentario:

Anónimo dijo...

buenisima la nota ...buenisimo el recuerdo...ke se yo los grandes nunca se van...marcan caminos...su locura intelectual y potenciada por la clase de musico ke fue y ke es..quedara para siepre en los bienaventurados argentinos que lo vimos pasar por esta tierra....suena medio bulgar pero es verdad...LUCA NOT DIED
Paulino