jueves, 15 de abril de 2010

Opresor o el "mal don"


Salir de la represión (sea cual sea) es un alivio. Hay múltiples formas en las que se puede manifestar, pero sin dudas la peor en la que nos podemos encontrar es en la sumisión.
Muchas personas tienen el mal don de manipular cualquier cosa que quieran para su beneficio y en el amor esto puede ser fatal. Fatal en todo sentido.
La manipulación mental de una persona a otra puede modificar su estructura, sus gustos, opiniones e ideas. El oprimido descansa su mente y la deja en pausa, hasta nuevo aviso.
Un día, cualquier día, el oprimido se despierta y entonces termina la relación de dependencia, de manipulación, de rabia interna.
Y ahí se abre la puerta de otro tema...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

me gustó mucho tu relato, bien armado
besos
carlos

Sakkarah dijo...

Es malo manipular.

En cuanto a la depresión, una vez que se ha tenido una, hay que estar pendientes de no dejarse caer en ella.

Un beso.

Angie Pagnotta dijo...

Muchas gracias Sakkarah, siempre hay que estar pendientes de no hacernos mal, sea lo que sea.
Beso!