lunes, 12 de abril de 2010

Personas personajes

Las personas pasan como si fueran instantes, y quizás, entonces, lo sean y pensemos diaramente que son algo más que transeúntes que viajan sordos por nuestro camino.
Algunos nombres insisten en el recuerdo y casi con cuerdas vocales proclaman su voz y se hacen notar.
Otros, mantienen la hipocrecía hasta el final, producto quizás de la fatiga de la verdad, de poder sostener un sentimiento falso sin problemas. Corruptos de mente, corruptos de corazón. Existen por el simple hecho de tener aire en los pulmones.
Existen porque nada los borró del mapa antes de hacer su maldad.

No hay comentarios: