La esclava de tus ojos


Y yo me creo los cuentos que me viniste a decir,
como si fuera una especie de manto divino que adorar,
como si el encierro de tus besos secuestrara mi cuerpo una vez más
y no pudiera callar si no te tengo para amar.

Es que la figura de tu cuerpo gira en espiral
el destino es tan terco, que no me pude avivar
y el recuerdo de tus ojos es fundamental
si viva quiero salir de este sentimiento hacia el mar

Soy la esclava de tus ojos,
quiera o no quiera aceptar ese reto
no puedo dejar de fantasear con tu cuerpo
ni decirte que no si volvés a intentar


Nada perdona mi locura
ni daña la copa rota del adiós
pero la sensación de tu presencia me cura
y no encuentro mejor momento para rendirte mi humilde derrota moral.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
sencillamente hermoso, me encanta tu escritura angie
cariños
Carmen
Anónimo ha dicho que…
muy lindo poema, hermosas palabras...
beso grande
lucas
Angie Pagnotta ha dicho que…
Gracias Carmen y Lucas, muchas gracias por sus comentarios, los invito a pasar por todos los textos.
Beso
Ann