martes, 23 de marzo de 2010

En la orilla, al borde de...


Hoy además, viajaré por el cuerpo de mi novio.
Circularé su esencia y su belleza, hasta la más ausente de vista.
Voy a subirme en él con el mismo porcentaje de locura de siempre,
con la necesidad perfecta de envolverlo con mis piernas,
con el amor y el deseo que mantienen mi vida en patrimonio de felicidad sin búsqueda constante.
Voy a abrir mi cuerpo hasta devorarlo,
consumiré el néctar divino de su sabia
alejaré la verguenza que a veces hace temblar mis manos
y en silencio inmóvil me convertiré en piel de su demonio.
Hoy, es otra de esas noches de viejos y nuevos amores.
Hoy, se planta otro encuentro de besos sin sal.
Besos que saben a caramelo, besos en la orilla del mar.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Niña es sencillamente HERMOSO, la imagen es perfecta.
Erotico, sutil y encantador.
Espero mas, Alex de México.

Noesperesnada dijo...

Así es el hoy, tan presente, que nos desobliga del mañana...

Angie Pagnotta dijo...

El presente es tan suficiente que todo lo demás es "todo lo demás".
Gracias por lo s comentarios Alex y Alberto!