martes, 23 de marzo de 2010

En el lugar menos pensado


En el lugar menos pensado, alli donde jamás pensé llegar y estar. Con la persona que no creía pero deseaba mucho, sin saber que esto sería tan así, sin creer más que en mi interior, en mi deseo plenamente inmenso. Muchas cosas pueden transformarse a lo que uno hace rato espera. La paciencia es una virtud que puede permanecer en nosotros sin levantar sospecha. La calma es otra de las cosas que hacen fundamental la tarea de la espera. Llegó el momento quizás, de analizar.
El tiempo pasado mejoró sin duda la vida presente y el destino está cercado por el profundo y verdadero deseo de ser. Esto es, aquello que siempre soñé y me rodea casi mágicamente como quiero.
El tiempo me dió la razón, la felicidad está en el lugar menos pensado.

No hay comentarios: