sábado, 6 de marzo de 2010

Argumento de realidad


Hay mucha fantasía acartonada. Las propagandas, lo que intentan difundir ciertos programas por televisión, lo que dicen algunos diarios, lo que no decimos nosotros. El pensamiento se ha transformado en una especie de discurso sin sentido ni coherencia, que es peor.
Las palabras vacías, los sentimientos pacatos, el desteñido consciente del "presente", la energía puesta en cualquier lado. La inalcanzable proyección imaginaria hacia el amor, el creer cosas que no son. Sin argumento, la realidad transita.
Todo el cartón, el prejuicio y las dudas son un campo minado de estos días. Estoy cansada de escuchar y leer estupideces, y este blog es una de esas cosas que en algún momento detesto pero amo. Contradictorio, como todo, que siempre tiene dos caras y la fantasía acartonada tiene libertad entre las palabras y los pocos actos que cometemos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El argumento es válido, aboslutamente. Las palabras vacìas estan llenas.
Lucho

Noesperesnada dijo...

Se puede fantasear con estilo? Creo que si, que no hace falta leer Pajaritos para encontrar textos que disparan tu imaginación y te conmueven el cuerpo de manera a veces incontrolable...