martes, 5 de enero de 2010

Templanza


Como si fuera fácil olvidar y descartar el pasado. Cerré la puerta, me dije mil veces. La cierro, grité una vez más.
Lejos de tu memoria es mucho mejor evitar disparar entre angustia y dolor, lo que mi mente piensa con tus planteos.
Lejos, lejos el dolor que nos agobia y nos marea. Afuera, en una calle distante, se encuentra la calma.
Como una guerrera, esperando el impacto de seguir. Mirando el presente, caminando el futuro.
Templanza, mucha templanza para no opacarme más.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me parece importante el concepto de templanza, nada mejor ni nada más dificil.
Suerte en la tarea
Saludos, carmen