lunes, 21 de diciembre de 2009

Reloj sin memoria


Decían si no era pronto. ¿Pronto por qué?, me pregunté. Cada persona tiene sus tiempos, no se elige a veces en qué momento suceden las cosas, sólo ocurren. No puedo ni quiero pensar en tiempos ni perdidos, ni ganados. No es importante el reloj, ni lo que está bien o mal, sólo me importa lo que siento y lo que creo, es lo mejor.
Hay certezas que no se explican con palabras y tampoco debo defender mis ideales ante los ojos acusadores de nadie. Quién me comprenda entenderá el por qué y si es pronto o no, no tiene la más mínima importancia.
El destino tampoco reconoce relojes y nadie lo cuestiona.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

FAKE
Siempre lo supe....

Angie Pagnotta dijo...

Te faltó la firma M.
Bien tu trabajo de periodista, entonces.

Anónimo dijo...

Se ha invocado mi nombre en un lugar en el cual no pase. Lamento pero no he sido yo quien ha escrito antes. Deberías saber que no me oculto detrás del anonimato. Saludos.

M.

Angie Pagnotta dijo...

Hay M de Matías hay M de Mariano hay M de Martín...

Y Martín es un amigo "colega", sólo que me faltó el "señor M" adelante je.