domingo, 6 de diciembre de 2009

Nuevo amanecer

Una sonrisa habitual se estaba reflejando en mis labios.
Quizás el destino, marcado por tus ojos hermosos, que señalaron mi nuevo camino.
No dejo de sonreír al pensarte, no quiero tampoco.
Sos una gran parte de mi corazón, que hoy por hoy es completamente tuyo.
No dejo de sorprenderme, estás dentro de mí y estoy feliz como siempre soñé.
Gracias a vos descubrí un nuevo amanecer, una nueva forma de entender la vida, tal cual la entendía yo.
Un nuevo amanecer lleno de soles se desprende de nuestra unión y no hay nada más lindo que sentirte en sintonía conmigo, y juntos poder compartir una vida llena de ilusiones y momentos.
Te amo y creo que nunca voy a dejar de hacerlo.
Te encontré.

No hay comentarios: