jueves, 5 de noviembre de 2009

Vuelo


Y vuelve el vuelo que esperábamos.
De nuevo, los dos juntos sintiéndonos las risas mientras dormíamos.
Tus caricias en el pelo, tus mimos, tus abrazos.
Las palabras, las risas, los sueños armando más sueños.
Detrás de tu figura insensible y pícara se esconde el más tierno de los niños,
que cada tanto, se asoma a saludarme con gestos inmensos.
Allí, en la calma de la mirada que me contiene, allí, es donde quiero seguir estando.

No hay comentarios: