jueves, 19 de noviembre de 2009

La coraza lejana


Quizás haber dejado la coraza detrás me haya servido para sentirte dentro mío.
De algún modo la alegría que siento en mi corazón se transporta al resto de mis fuerzas internas, y me hace pensarte, quererte y cuidarte como un tesoro que ahora me encontró.
Jamás quiero dejar de cuidarte, creo que llegaste, que no hay casualidades en nada sino causas y efectos causales que nos convidan a disfrutar un momento así.
Ya no creo en nada que sea eterno, pero a veces pienso que me gustaría que esto lo fuera. Detestaría alejarme de vos, ahora que por fin creo, te encontre.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El mejor retorno a vos que pudiste tener es esta nueva vida que estas formando. Felicidades amiga.
Besos, Andrés

Anónimo dijo...

ojala se libere el disparo de la libertad. besos
F.