martes, 6 de octubre de 2009

Pisando


Aún en la memoria, como si fuera fácil olvidar una decena de años, como si mi mente no quisiera descansar.
La parte de locura que rodea el reflejo de sol de esta mañana me conduce inevitablemente a pensar. El diálogo de anoche se presenta turbio entre el presente. No quiero más, susurra mi corazón.
Como si fuera fácil deshacer el trigal de deseos que hasta hace poco me colmó. Yo advertí de este presente, pisé fuerte para no caer y sin embargo el mundo termina en este círculo que hoy completo.
El futuro me espera con novedades y deseos nuevos. Allí estaré junto a mi sombra, titilando fuerte, pisando, dejando huellas imborrables para al menos, no sufrir más si es que pisando se hace el camino o simplemente andando como quiero.

1 comentario:

Anónimo dijo...

espero que de a poco puedas sacarte el peso de los hombros
saludos carmen