miércoles, 28 de octubre de 2009

Felicidades....


No me alcanza el espacio de los brazos para abrirme a esta súbita desisión.
El aire se renueva y espera entrar en mis pulmones.
Opacaste mi vida, y ahora mis comentarios a la distancia.
Pienso que está bien, tu vigía debe decirte que hacer, ¿no?
Una vez más, demostrás con inmadurez lo que está dicho.
Sonrío a la distancia. Te brindo un cálido saludo cordial.
Inminente. Último y final.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

"Vivir y dejar vivir"

Saluditos

Angie Pagnotta dijo...

siempre tan cobarde, Rodrigo.
Que seas muy feliz.

Angie Pagnotta dijo...

Yo no borro tus comentarios, Rodrigo.