lunes, 26 de octubre de 2009

El presente es suficiente


Lejos de todo lo que sentía y me parecía intacto
Lejos de la mirada extraña de los demás
Lejos de sentirme culpable por el pasado
Estoy llena de tranquilidad y completamente contenida
Siento que puedo volver a respirar.
Que ya no hay nadie que me quiera hacer cambiar,
ni me reproche mi forma de ser,
ni me castigue la mente diciendo lo que tendría que sentir, ser, cambiar o decir.
Estoy sintiéndome cada día más libre dentro de mí,
dentro de aquella estructura que siempre quise tener.
La libertad de sentirme libre, aunque suene incoherente.
Ya no escribo en la pared la misma frase, con sentido hace un tiempo: "la vida es una cárcel con las puertas abiertas".
Ahora la vida es simplemente un día, el último.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Si el futuro es suficiente, es lo único que importa.
Besos, Andrés.

Anónimo dijo...

El presente tambien es suficiente y esto mas lo que dijo andres es lo importante, besos lu