martes, 15 de septiembre de 2009

Silencio


Estar callada me ayuda a volver a mirar las cosas. Hace 2 días no tengo voz prácticamente, y hoy el dolor es más intenso. Sin embargo lo positivo de esto es que me estoy deteniendo más en pensar, en observar, viejas tareas que antes realizaba con frecuencia. Estar en silencio ayuda a muchas cosas, entre ellas meditar. No decir cosas de más. No realizar comentarios por "quedar bien". Y no pre juzgar en vano.
La contra cara de esto, es que para darme a entender tengo que sonreír o decir "aha". Ese es el equilibrio de la simpatía o antipatía que puedo llegar a generar con ambas respuestas.
El silencio, evidentemente, es un tema.

1 comentario:

Anónimo dijo...

El silencio muchas veces puede ser una forma de decir muchas cosas, es cierto lo que decis en el texto angie